La Virgen del Águila / ALEJANDRO CALDERÓN

ALCALÁ DE GUADAÍRA

La Virgen del Águila procesiona desde el Castillo el 15 de agosto

La Hermandad de la Patrona de Alcalá celebra su 125 aniversario

Por  0:01 h.

La Patrona de Alcalá de Guadaíra, la Virgen del Águila procesiona cada 15 de agosto dando forma a un hermoso recorrido que la lleva desde su Santuario en la altura del Castillo de Alcalá hasta el centro de la localidad en un recorrido que es también un paseo por la evolución histórica del pueblo que le reza desde el siglo XIII.

La devoción sigue sumando hitos y se cumplen los 125 años de la creación de la hermandad que actualmente se encarga de su cuidado. Es antigua, pero muy posterior a la devoción. Antes no hizo falta, el clero y el pueblo de forma espontánea se encargaban de articularla y de organizar la salida procesional que siempre se verificó en el 15 de agosto.

La salida procesional tiene lugar a las 9 de la noche. La hora no es casual, la tradición dicta que la Virgen tiene que recibir los últimos rayos de sol del día en su cara. Así que el paso avanza por la explanada del templo mientras el astro se oculta por los cerros que se dibujan en el horizonte.

Desde aquí se inicia la bajada por la Cuesta de Santa María. Las murallas y los palacetes de familias adineradas de Sevilla que veraneaban en Alcalá quedan a un lado, al otro se abre la panorámica del río Guadaíra, la ermita de San Roque y el Puente de Jesús Nazareno. Todo con un fondo de pinos.

Bajo la cuesta, la iglesia de Santiago. Se unen aquí las dos devociones de Alcalá, la Virgen del Águila y Jesús Nazareno. El recorrido sigue por la calle Herrero, engalanada para la ocasión y por la calle Nuestra Señora del Águila, con su anchura colmatada de un público creciente en los últimos años. Seguirá luego la calle Alcalá y Orti , de nuevo Santiago y la subida de la Cuesta de Santa María, un alarde de los costaleros que al esfuerzo de la subida, suman la dificultad de los escalones de la calle. La Virgen entrará en su templo sobre las 12:30 horas.

El acompañamiento musical corresponde a la Banda de Alcalá tras el paso y la Agrupación Musical Cristo de la Bondad, abriendo la procesión. Los costaleros del paso son distintos cada año, ya que las cuadrillas de la ciudad se turnan para portarla cada año. En esta ocasión le corresponde a la de la Virgen de la Soledad, comandada por Rafael Bonillo.