ALCALÁ DE GUADAÍRA

La Virgen del Águila propicia el encuentro con las esencias de Alcalá

La procesión de la Patrona de Alcalá recorrió la ciudad arropada por una multitud que crece cada año

Por  0:01 h.

El día de la Virgen del Águila, el de la Patrona de Alcalá, supone para la población una vuelta a sus esencias de pueblo. Más allá del crecimiento de las últimas décadas que la han convertido en una gran ciudad, permanecen esencias del pasado con sabor a otro tiempo, que rememoran un tiempo y una realidad distinta, pero que siguen sirviendo de aglutinante para el pueblo.

Este es el día en el que muchos alcalareños suben al lugar de origen del pueblo.  La altura del Castillo, donde el Santuario de la Virgen conserva la esencia de la devoción que restauró la fe cristiana tras la Reconquista. A Santa María, en el alcor fortificado que se asoma a Sevilla, le rezan los alcalareños desde el siglo XIII.  Es una pequeña peregrinación que recorre la cuesta con aire de fiesta grande y espíritu de reencuentro, de reconciliación con las raíces, de bautismo de alcalareñismo para los niños a los que se les muestra por primera vez la Virgen en su paso.  En la procesión se busca al pregonero de la Semana Santa, cuya designación se da a conocer este día y que figura en el cortejo como primer reconocimiento. Este año el honor  corresponde a Juan Carlos Sánchez López.

Es día de acentos únicos, de notas que sólo se dan en Alcalá. El singular exorno de flores, con flores de jazmín engarzadas en las varas de la planta como singular artesanía, de palomas vivas también engarzadas en el paso de la Virgen, que se crían con esmero todo el año para este día. Blanquísimas a sus plantas como atributo de pureza.

La Virgen del Águila, Patrona de Alcalá / ALBERTO MALLADO

Jornada para rememorar leyenda, como la del águila que encontró a la Virgen que estaba escondida en una torre del Castillo y que permanece ya para siempre en su nombre y en las plantas de la imagen como peana de realeza alada.

La procesión avanza entre una multitud que crece cada año. El incremento de público ser percibe de forma exponencial y suma esplendor y sentido a la jornada, para hacerla el gran día de devoción mariana en la localidad. El 15 de agosto ha conseguido en Alcalá imponerse a las playas y el veraneo hasta hacerse uno de los días más multitudinarios del año. Mucha gente en la salida, en la «recepción» a la Virgen junto a Santiago, donde la imagen pasa por delante de los azulejos de Jesús Nazareno y de la Virgen del Socorro y sobre todo en la calle Nuestra Señora del Águila.

Al comienzo de ella, fuegos artificiales desde el Ayuntamiento para darle a la jornada acento de fiesta grande. La procesión sigue su camino por la Plaza Cervantes e invierte el recorrido por Alcalá y Orti para volver a su origen y repetir camino de vuelta por el Derribo y la Cuesta de Santa María. Ahora con otra luz, la noche plena. Muchos suben con ella alargando el momento de la despedida que en la puerta ojival de Santa María concluye una jornada y vuelve a sellar el cofre en el que se custodia la historia y las esencias de Alcalá.

Vídeo: Fran Vergara

Virgen del Águila de Alcalá / RUBÉN DÍAZ RUIZ

Virgen del Águila de Alcalá / RUBÉN DÍAZ RUIZ