La Virgen “peregrinó” a Utrera para su novena itinerante por los barrios

Por  9:55 h.

ImageY el cielo se iluminó. Después de siete minutos intensos de luz y sonido, en el espectáculo pirotécnico de mayor envergadura montado en Andalucía por la empresa valenciana Ricardo Caballer, productora , entre otras, de la pirotecnia de las clausuras de los Juegos Olímpicos de Sidney, Mundial de Fútbol de Alemania o Barcelona 92, el Santuario de Consolación de Utrera, vibró, la noche del sábado, ante el colosal estruendo de los petardos en el apoteosis final, silueteado por una luz cegadora,

mientras que miles de personas aplaudían en la explanada del templo contemplando la salida de la Patrona hacia los barrios, peregrinación que por fin se produjo, pasadas las diez y media de la noche, cuando la meteorología adversa hizo una tregua y cesó la lluvia, momento que fue aprovechado por la Hermandad de Consolación para autorizar la procesión.

Así , «la del barquito en la mano» , como se conoce popularmente a la Patrona, acompañada por una multitud, en medio de un intenso repicar de campanas, comenzó su peregrinación hasta Utrera, para internarse en los barrios, donde se va a celebrar una novena itinerante.
Tras pernoctar, la primera noche en la capilla de San Francisco, la Virgen fue trasladada ayer domingo hasta la barriada de Madres Carmelitas y Hermanas de la Cruz, donde tuvo lugar el primer ejercicio de la novena. Así, continuará por las zonas urbanas de Coca de la Piñera, La Paz, El Tinte, La Fontanilla, Centro, Muñoz Grandes, La Mulata, San Joaquín, y Plaza Gibaxa, que están siendo primorosamente engalanadas por los vecinos para la ocasión, para concluir la última jornada en el barrio de Santa María, el 30 de abril, albergándose cada noche en una iglesia diferente hasta pasar por todas las de Utrera.
Esa misma noche del 30 de abril, la pirotecnia Caballer, intervendrá de nuevo interpretando junto con la Banda Sinfónica del V Centenario, la suite de Haendel «Música para los reales fuegos de artificio», en un espectáculo único que tendrá lugar en el Colegio Salesiano. Se trata , según los responsables del V Centenario, del proyecto más ambicioso que va a realizar esta banda de música que actuará bajo la dirección del maestro José Salazar. Un espectáculo similar, lo presenciaron los habitantes de Londres una tarde de abril del año 1.749, gracias al curioso encargo que recibió Haendel de su monarca, el rey de Inglaterra, Jorge II, para celebrar la Paz de Aquisgrán, un acuerdo que ponía fin a los conflictos surgidos por la guerra de sucesión española.