La Esperanza de Triana ante la cárcel del pópulo / ARCHIVO ABC

Familia Font: Las diez mejores marchas

Por  0:37 h.

El origen de la familia Font proviene por medio de José Font y Marimont tras ponerse al frente de la banda Militar del Regimiento de Soria 9 en 1886. Creó la marcha «Carretería», hoy sin paradero de su partitura y «Quinta Angustia». Además, creó el germen de la banda Municipal de Sevilla.

Manuel Font Fernández, su hijo, realiza la orquestación de la marcha «Quinta Angustia», compuesta por su padre. También instrumentó marchas como «Virgen del Valle» de Vicente Gómez Zarzuela o «Soleá dame la mano».

Después están, Manuel Font de Anta y José Font de Anta, hermanos que trabajaron juntos. Manuel, pianista; José, violinista. Tan sólo el protagonismo les separaba, llegando a dejar a José en un segundo plano por crearse un mito en la figura de su hermano Manuel, asesinado.

Manuel estudió en París; José, en Bruselas. Regresaron a España en la Primera Guerra Mundial y dieron conciertos por todo el territorio nacional. José regresó a Bélgica para ir en busca de una mujer de la que estuvo enamorado pero que falleció en un bombardeo como su hijo, que no llega a conocer. Eso produjo que no quisiera ser popular, caso contrario al de su hermano Manuel.

Dentro de la trayectoria de esta saga tan importante para la Semana Santa de Sevilla, en Pasión en Sevilla, te ofrecemos las que para nosotros son las 10 mejores marchas de la familia Font.

«Amarguras»

Por cuatro fotografías de la Virgen, un poema inspirado en las cuatro caras de la dolorosa, evocado también por el propio sufrimiento del autor. Una marcha creada por una foto y que se convirtió en el himno de la Semana Santa de Sevilla. De 1919, firmada por Manuel Font de Anta y registrada por su hermano José.

«Soleá dame la mano»

Una marcha de firmada por Manuel Font de Anta aunque registrada por su hermano José. Es de 1918. Inspirada por una saeta que le cantaba un preso de la antigua cárcel del pópulo en el barrio del Arenal. Para muchos la mejor marcha de la Semana Santa de Sevilla, incluso por encima de «Amarguras».

«Quinta Angustia»

Es la marcha más antigua de la Semana Santa. Marcha fúnebre, más conocida por «Quinta Angustia». De José Font  y Marimont en 1895, una de las más conocidas del autor como «Carretería». Fue Músico mayor de la banda del Regimiento de Infantería Soria 9. «Quinta Angustia» nace durante su estancia en París en 1891.

«A la memoria de mi padre»

Es la primera compuesta por Manuel Font Fernández en 1899. Uno de los mejores directores de la banda municipal de Sevilla. Hijo de José Font  y Marimont, que le dedicó esta composición.

«La Sagrada Lanzada»

Una obra de Manuel Font Fernández en 1928. De las piezas más prestigiosas fúnebres de la Semana Santa. Grabadas discográficamente por las formaciones musicales como la banda Municipal, Soria 9 o la Oliva de Salteras. A pesar del tiempo, es una composición que continúa interpretándose. Realizada por un compositor magistral que la creó poco años antes de su fallecimiento.

«Victoria Dolorosa (Resignación)»

Dos títulos posee esta pieza dedicada a la Virgen de la Victoria de las Cigarreras. En primer lugar, el nombre de la marcha es «Resignación», en 1924, momento de se creación . Estrenada ese mismo Domingo de Ramos por la banda Municipal digirida por su padre, Manuel Font Fernández tras el palio de la Virgen del Socorro del Amor. Desde 1988, pasa a esa nueva denominación sin perder la anterior. Sin duda, una marcha de larga duración, exactamente de 9 minutos. Complicada si nunca la han escuchado pero se llega a dar la calidad y el valor de la misma por los pasajes que la componen durante su interpretación.

«La Caridad»

Puede ser la más alegre de la familia Font e incluso desconocida en el ámbito musical y que goza de una gran calidad. De Manuel Font de Anta en 1915. Parece no estar dedicada a ninguna hermandad o imagen al no hacerla al ámbito penitencial que por aquel entonces se componía de corte fúnebre.

«Camino del Calvario»

Compuesta en 1910 por Manuel Font de Anta. Tan sólo tenía 15 años de edad  cuando la compuso. Muy dramática y que cuenta con un gran trio musical. Creada por el sentimiento fatalista cuando rechazó componerle a la Amargura, lo que derivó entre otros, la creación de esta pieza.

«Expiración»

Refleje al momento final de la Expiración del Redentor. Dedicada al crucificado de la hermandad del Museo por Manuel Font Fernández en el año 1941. Poema religioso en forma de marcha fúnebre como así se describe en la partitura original.

«Carretería»

Al igual que ocurriera con «Quinta Angustia», está pieza se llamó también marcha fúnebre pero se le dedicó a la hermandad de la Carretería. De José Font Marimont en 1887. Debido a la pérdida de la partitura dejó de interpretarse por encontrarse en paradero desconocido.