Integrantes del cortejo buscan la sombra / A. F.

UTRERA

Las calles de Santa María dan sombra al Corpus más caluroso de Utrera

La procesión salió desde la puerta del perdón de Santa María para recorrer el barrio

Por  0:00 h.

La ola de calor que ha recorrido toda España a lo largo del fin de semana ha marcado de manera inevitable la celebración del Corpus Christi en Utrera. La mañana del domingo todos los focos apuntaban a la iglesia de Santa María de la Mesa, desde donde salía la procesión eucarística con más solera de la localidad, en una jornada en la que todos los integrantes del cortejo tuvieron que llevar a cabo todo tipo de maniobras para tratar de evitar el implacable sol que azotó a Utrera.

La principal novedad que planteaba la procesión era un importante cambio en la salida, ya que a causa de las obras que se están ejecutando en estos momentos en la puerta del sol de la iglesia de Santa María de la Mesa, el cortejo salió por la puerta del perdón, una preciosa portada en la que los utreranos están acostumbrados a disfrutar con las salidas y entradas de las hermandades de la Quinta Angustia y de Los Aceituneros.

El cambio de la puerta de salida provocó una serie de novedades, ya que el paso de la custodia no podía salir por problemas de altura, por lo que se portó el Santísimo bajo palio, para ser entronizado el exterior. Igualmente la Virgen del Dulce Nombre tampoco pudo procesionar por este motivo. El cortejo lo completaron los niños carráncanos, los pasos de Santa Ángela de la Cruz, el Niño Jesús Eucarístico y la Inmaculada Concepción. No faltó el acompañamiento musical, abriendo el cortejo la agrupación musical «Muchachos de Consolación» y la asociación musical «Álvarez Quintero», detrás de la custodia. Como no podía ser de otra manera, la jornada se completó con un repique de campanas, puesta en marcha por la asociación de campaneros de Utrera.

Como suele ser habitual, la procesión contó con representantes de las hermandades de penitencia, gloria y sacramentales de la localidad, miembros del clero local, autoridades religiosas, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Utrera, así como representantes de la corporación municipal y de la Policía Local.

Una jornada marcada por las altas temperaturas, que provocaron que muchos de los miembros del cortejo buscaran en todo momento la sombra y que acabó con el agua en los puntos de avituallamiento que se improvisaron en varios instantes del recorrido.