Escena de la serie «Narcos» donde se ven azulejos de imágenes sevillanas

Las cofradías de Sevilla «se cuelan» en la serie «Narcos»

La superproducción de Netflix ha utilizado los retablos cerámicos de los Panaderos, Montesión, el Dulce Nombre y el Calvario en una escena de la temporada 3

Por  2:03 h.

Todo parecía corriente hasta que aparece en escena una iglesia que deja petrificado a cualquier sevillano. La reacción es rápida: «Esos azulejos de la fachada me suenan mucho». Y tanto. Uno pausa la imagen y… «¿Se puede saber qué hacen los retablos cerámicos de los Panaderos, Montesión, el Dulce Nombre y el Calvario en “Narcos”»?

Al comienzo del séptimo capítulo de la tercera temporada de la superproducción de Netflix, ya sin Pablo Escobar y con el protagonismo de los padrinos del cártel de Cali, se produce una escena que acaba en tiroteo y masacre en una iglesia en la ficción del Valle del Cauca, en Colombia. En su fachada, supuestamente modificada por ordenador, aparecen los cuatro azulejos conocidos de las citadas cofradías sevillanas.

Uno podría pensar, viendo los retablos cerámicos, que aquel templo colombiano sería una especie de parroquia de la Magdalena o colegiata del Salvador, donde hay una profusión de imágenes religiosas. Afortunadamente, los escenógrafos de «Narcos» han mostrado en su interior una pequeña capilla sin ningún valor arquitectónico, con una imagen de un Sagrado Corazón de Jesús y otra de un Cristo atado a la columna que nada tiene que ver con Sevilla. El de arriba a la izquierda es el que está situado en la fachada de la capilla de San Andrés en la calle Orfila y que representa al antiguo Señor del Soberano Poder en su Prendimiento de los Panaderos, imagen que se encuentra actualmente en el barrio del Juncal. Debajo, el del Señor de la Oración en el Huerto de Montesión, ubicado en su capilla de la calle Feria. A la derecha, arriba, el de la Virgen del Dulce Nombre de la parroquia de San Lorenzo y, debajo, el del Cristo del Calvario, situado en la fachada de la parroquia de la Magdalena.

La serie, que no tiene ninguna vinculación con Sevilla ni con España -a excepción de la participación de los actores Miguel Ángel Silvestre y Javier Cámara-, apunta en sus créditos iniciales que «esta dramatización está inspirada en hechos reales. Algunas escenas, personajes, nombres, asuntos, incidentes, lugares y acontecimientos son ficticios por motivos dramáticos». Lo que sí es cierto es que en pleno Valle del Cauca hay una ciudad llamada Sevilla y, probablemente, de ahí venga la coincidencia (quién sabe si los postproductores se han confundido de ciudad al buscar en Google…)

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla