Los besamanos y besapiés del tercer fin de semana de Cuaresma

Las galerías de los besamanos y besapiés del tercer fin de semana de Cuaresma

Por  0:29 h.

De nuevo, un fin de semana intenso el que ha deparado el mundo de las cofradías. Días de trabajo en las diferentes priostías, con el montaje de pasos y de algunas imágenes que ya han sido entronizados en sus respectivos pasos. Además, besamanos  y besapiés,

En Pasión en Sevilla, te ofrecemos las galerías de estos cultos que se han celebrado en estos días, cuando nos encontramos a menos de veinte días para ver a los primeros nazarenos por las calles de Sevilla.

Los Servitas

Besamanos de la Virgen de los Dolores / RECHI

Uno de los epicentros del pasado domingo ha estado en la feligresía de San Marcos. Era la última oportunidad de acceder a la capilla de Los Servitas antes del inicio del montaje de sus pasos. Cita obligada para admirar a una imagen que puede con todo, con una calidad artística insuperable. La Virgen de los Dolores ha estado en besamanos, una de las tallas de mayor factura de la Semana Santa. 

Mostró a su hijo, el Cristo de la Providencia. Lució sus mejores galas, con un sudario donado quizás con la persona que más hora pasa junto a sus titulares, Fermín García. Un conjunto en el que también pudo admirarse a San Juan Evangelista y María Magdalena, además de la cruz que presidió la capilla durante este besamanos.

Las Aguas

Besapiés del Cristo de las Aguas y besamanos de la Virgen del Mayor Dolor / RECHI

Una priostía que no deja de sorprender en estos últimos años. Con la capacidad de aprovechar espacios pequeños y darle un gran realce a sus titulares. En esta ocasión, antes de iniciar el tradicional montaje de los pasos, el besamanos del Cristo de las Aguas y la Virgen del Mayor Dolor.

Formaron un Stabat Mater en la capilla, con la Virgen del Mayor Dolor ataviada magistralmente por Antonio Bejarano, un vestidor que forma un gran binomio con los priostes. Por otro lado, el crucificado de Illanes estuvo colocado de pie sobre el dosel cedido por la hermandad de La Exaltación, de color morado, como aquellas túnicas que cedió la corporación del Jueves Santo a Las Aguas, mismo color que mantiene la hermandad de la calle Dos de Mayo en la actualidad. También, los arbotantes de la Soledad de San Lorenzo, ángeles cedidos por la Vera Cruz de Gerena formando un conjunto único. Además, otro detalle en la capilla era haber podido admirar a la Virgen de Guadalupe de hebrea, igual que hace medio siglo.

La Estrella

Besapiés del Cristo de las Penas / RECHI

Punto neurálgico donde los haya estaba en Triana, en la capilla de la Estrella. Allí, el Cristo de las Penas recibió el beso de los fieles. Un reguero de personas que acudieron durante todo el fin de semana. Un culto abierto desde primeras horas de la mañana hasta la noche, para que nadie pudiese visitarlo.

Cada año sorprenden, nunca hay un montaje igual, y a cuál mejor. En el fondo de la capilla, la Virgen de la Estrella vestida de hebrea tan solo por unos días, ya que el próximo fin de semana, la dolorosa estará en besamanos.

El Carmen

Besapiés del Cristo de la Paz / RECHI

Besapiés del Cristo de la Paz / RECHI

En el presbiterio del altar mayor de la parroquia de Omnium Sanctorum, se ha celebrado el besapiés al Cristo de la Paz de la hermandad del Carmen. Un montaje austero, con la Reina de Todos los Santos al fondo sobre ese imponente baldaquino.

No es el único culto que le queda a esta hermandad, dentro de unos días hará lo propio la Virgen del Carmen. Mientras, continuarán con el trabajo de preparación de la Semana Santa que está a la vuelta de la esquina.

San Pablo

Besamanos del Cautivo y Rescatado / RECHI

El Señor del Polígono de San Pablo, el Señor Cautivo y Rescatado ha estado en besapiés. Después del portentoso quinario celebrado en la semana anterior, donde ha estado en lo más alto de San Ignacio de Loyola, el Cristo se acercó a sus vecinos y hermanos.

Flanqueado por cuatro faroles que lo alumbraban. Tras él, un repostero hacía como dosel, mientras que un gran cortinaje cubría el altar mayor. Aquí, en estos barrios, las hermandades son necesarias. Si tienen la oportunidad alguna vez, vayan a San Pablo y lo podrán comprobar. 

El Sol

Besapiés Santo Cristo Varón de Dolores / RECHI

Y hablando de  barrios, también ha habido besapiés en el Plantinar con el Santo Cristo Varón de Dolores, en la capilla sacramental de la parroquia de San Diego de Alcalá. Templo en penumbra, tan solo con un punto de luz colocado hacía el Señor.

Tras Él, la Virgen del Sol vestida de hebrea, junto a San Juan y María Magdalena en la sacra conversación. Todo ello, culminado por los candelabros de guardabrisa situados alrededor de la imagen. También ha sido un fin de semana intenso en este barrio.

Divino Perdón

Cristo del Divino Perdón / RECHI

Al igual que en el parque Alcosa con el Señor del Divino Perdón. Puertas abiertas de par en par, con sus hermanos más cercanos siempre agradeciendo la visita de todo aquel que entraba a besar el pie de su Cristo, ofreciendo todo lo que tienen.

La imagen de José Antonio Navarro Arteaga. A sus pies, un cáliz y un rosa en señal de la sangre de Cristo. Aquí, también hay Semana Santa.

San José Obrero

Cristo de la Caridad de San José Obrero / RECHI

Como también la hay en San José Obrero. Una hermandad joven penitencial, pero más que asentada por su más de medio siglo de historia en su barrio. Quizás sea una corporación de la que más actividad tiene a lo largo del año. 

Su principal fin es ayudar a sus feligreses a través de sus imágenes, aumentar la fe hacía Dios y la Virgen, sin dejar de contar con la estrecha unión que posee con la comunidad de frailes Mínimos. Caridad, la palabra perfecta para definir a esta hermandad, como la advocación de su Cristo que nació de la gubia de Fernando Aguado. Arriba, la Virgen de los Dolores, que en pocos días subirá a su paso de palio que ya preparan ante la llegada de un nuevo Sábado de Pasión.