Cristo del Buen Fin / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Las últimas imágenes antes de la restauración del Cristo del Buen Fin

El IAPH intervendrá al crucificado

Por  0:05 h.

Los hermanos del Buen Fin han despedido a su Cristo en este miércoles, 11 de abril, en la eucaristía que cada semana celebra la hermandad en la iglesia de San Antonio de Padua. El Señor quedaba expuesto delante del presbiterio del altar mayor.

Una jornada de poder admirarlo de cerca, de poder besar sus pies antes de abandonar su templo para ser llevado a las dependencias del IAPH (Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico), donde se estima que permanezca unos 40 días para efectuar una intervención de conservación y mantenimiento.

La restauración consistirá en una limpieza superficial, la reposición de la policromía en algunas zonas donde ha desaparecido, la revisión de los ensambles del crucificado y en la actuación de dos pequeñas grietas.

El pasado 12 de diciembre, era llevado al IAPH, para comprobar el estado de conservación en el se encontraba el Señor de Sebastián Rodríguez. Su última restauración data de 1979, por medio de Luis Ortega Brú.

Talla

El Cristo del Buen Fin es una talla realizada por Sebastián Rodríguez en 1645, discípulo de Juan de Mesa y colaborador de Juan Martínez Montañés. La autoría del Señor se produjo gracias al trabajo de María Teresa Dabrio, al encontrar el contrato y el recibo del pago, 150 ducados en monedas de vellón.

Noticias relacionadas

El Cristo del Buen Fin será retirado del culto este jueves

El IAPH restaurará al Cristo del Buen Fin

El Buen Fin y la restauración del Cristo

El Buen Fin propone una intervención al crucificado

El Cristo del Buen Fin / M. J. RODRÍGUEZ RECHI