La cruz de guía del Silencio llegando a la Campana / RAÚL DOBLADO
La cruz de guía del Silencio llegando a la Campana / RAÚL DOBLADO

ANÁLISIS HISTÓRICO DE LA SEMANA SANTA (II)

Los 15 minutos que pide la Madrugada los ganó el Jueves durante medio siglo

El Valle y Pasión ahora entran hora y cuarto más tarde, mientras que el Silencio, el Gran Poder y la Macarena salen una hora antes que en 1967

Por  1:56 h.

En el análisis cuantitativo de la segunda parte de la Semana Santa, correspondiente a las jornadas desde el Jueves Santo al Domingo de Resurrección, el crecimiento del número de nazarenos y el aumento de estancia de las cofradías en la calle ha sido la nota predominante, al igual que en la primera parte que publicó ayer ABC de Sevilla. Esto cobra más relevancia en las jornadas del Jueves Santo y la Madrugada, que actualmente protagonizan un conflicto de intereses ya que los hermanos mayores de esta última piden adelantar el horario de inicio en Carrera Oficial 15 minutos, a lo que se niegan los del Jueves.

Con «El Programa de ABC» en la mano, comparando los años 1967, 1992 y el de 2016, se observa claramente cómo ambas jornadas se han ido recortando tiempo. Sin embargo, analizando los horarios, el Jueves Santo ha ganado 15 minutos (paradójicamente los mismos que se solicitan) más por detrás que la Madrugada por delante. Esto es porque las cofradías del Valle y Pasión, las últimas del día, entran en sus templos una hora y cuarto más tarde que hace 50 años, mientras que El Silencio, el Gran Poder y la Macarena, salen ahora una hora antes. Ninguna cofradía de la Madrugada ha invadido el horario del Jueves Santo. La Macarena sale justo a las doce de la noche y, en el caso del Jueves, en 1967 sólo dos cofradías entraban más tarde de esa hora (Las Cigarreras y Montesión) y, 50 años después, son cinco (las dos anteriores más la Quinta Angustia, El Valle y Pasión). Por el contrario, respecto a los horarios en Carrera Oficial, el último palio del Jueves Santo mantiene el mismo horario en la Campana (22:00 h.), mientras que El Silencio llega una hora antes que en 1967.

Jueves Santo

En esta jornada, todas las cofradías han crecido en los últimos 25 años, excepto Montesión (que ha perdido un 18% de los nazarenos que sacaba en 1992). La que más lo ha hecho es Pasión, que es la tercera hermandad de la Semana Santa que más aumentó su cortejo (un 60%), tras La Redención y Santa Marta. Asimismo, las siete cofradías de esta jornada han aumentado su estancia en la calle. La Exaltación está una hora y 45 minutos más y El Valle, algo más de hora y media, lo mismo que Pasión. En el caso de la cofradía de la Coronación de Espinas, la razón fundamental es que en 1967 salía desde el Santo Ángel y regresaba por Hernando Colón y Tetuán, un recorrido más corto que el actual, aunque es cierto que en los últimos 25 años ha retrasado media hora su entrada saliendo ya desde la Anunciación. En 1992, la cofradía regresaba por Velázquez y Campana en lugar de por Cerrajería y Cuna.

Madrugada

A nivel general, la Madrugada es la jornada que más ha crecido en cuanto al número total de nazarenos. La Macarena (con 650 nazarenos) es, tras San Gonzalo y La Redención (700), la hermandad que más nazarenos nuevos saca aunque, en su propia proporción, es El Silencio la cofradía que más se ha incrementado (46,5%).

En cuanto al horario, El Silencio, el Gran Poder (que en 1967 estrenó el recorrido actual del Arenal, Gravina y el Museo) y La Macarena salen una hora antes. Todas sin excepción han aumentado su estancia en la calle. Las que más, La Macarena y la Esperanza de Triana (tres horas más), que incluso superan a San Gonzalo, y Los Gitanos (dos horas). La Macarena, en 1967, llegaba a la Campana por Amor de Dios, San Miguel y Trajano. De regreso iba por los callejones, un recorrido mayor que actualmente, aunque con un cortejo muy inferior. Otra curiosidad que se observa en el programa es que Los Gitanos, que salía de San Román, en 1967 no pasaba por Dueñas.

El Gran Poder, por su parte, por el mismo recorrido que hace 50 años está 45 minutos más en la calle. Esto es por la ralentización de la cofradía debido a los cruces actuales, que entonces, con unos cortejos mucho más cortos, no eran un problema. Por otro lado, la Esperanza de Triana ha crecido un 20% respecto al 92 (350 nazarenos) y su recorrido, pese a que es el mismo, está más tiempo en la calle. Llama la atención cómo en 1992 estaba diez horas y cuarto en la calle y ahora está doce. El Calvario, la menos numerosa de la Madrugada, también está 30 minutos más en la calle que hace 50 años.

Viernes Santo

Una de las jornadas con menor número de nazarenos, en estos 25 años, ha crecido mucho. Menos La Carretería y la Soledad, todas crecieron en torno al 30%. El Cachorro, de hecho, saca ahora 400 nazarenos más que en 1992. Llama la atención, no obstante, que siendo cofradías con cortejos no muy extensos, que algunas hayan aumentado tanto su estancia en la calle. La Soledad, por ejemplo, saliendo del mismo sitio, está 50 minutos más (en 1967 llegaba a la Campana por Méndez Núñez, no por la Plaza Nueva). El Cachorro, que sí ha crecido mucho, está más de dos horas de más; La O, una hora y 45 minutos (regresaba por Betis); y, Montserrat, 50 minutos (regresaba por Hernando Colón, Tetuán y Rioja).

El caso de La Carretería es curioso. Es la cofradía que más ha recortado su estancia en la calle de la Semana Santa en estos 50 años: una hora. La razón es que en 1967, al salir de la Catedral, subía por Mateos Gago y daba un rodeo por Rodrigo Caro, la Plaza de la Alianza y la Alcazaba, para salir a la plaza del Triunfo y buscar el recorrido actual.

San Isidoro no cambia ni el recorrido ni las horas en la calle y La Mortaja, que está el mismo tiempo, ha cambiado tanto el recorrido de ida como de vuelta (que era por el Salvador, Cuna, la Encarnación y Sor Ángela).

Sábado Santo

Es la jornada que más ha cambiado de la Semana Santa. En 1967, sólo salían tres cofradías (La Trinidad, el Santo Entierro y la Soledad), y la Carrera Oficial se hacía al revés, empezando en la Catedral y terminando en la Campana. Todas ellas llegaban por Cuna, el Salvador y Francos y solo La Trinidad está más tiempo en la calle (una hora y media más). La Soledad, de hecho, ha recortado 30 minutos su tiempo. Entonces no salía Los Servitas.

El año 1992 es incomparable, ya que se celebró un Santo Entierro Grande que modificó los horarios en la calle y el número de nazarenos de la cofradía de San Gregorio. Por último, en El Resucitado el cambio fundamental se hará este año saliendo por la mañana.

Noticias relacionadas

Análisis histórico de la Semana Santa (I)