Los aficionados del Tottenham se agruparán el Jueves Santo en una zona próxima al Sánchez Pizjuán

Por  0:20 h.

ImageEl dispositivo de seguridad y control que preparan el Ayuntamiento de Sevilla y la subdelegación del Gobierno para acoger a los hinchas del equipo británico ‘Tottenham Hotspur’, que el Jueves Santo se enfrentará al Sevilla F.C. en los cuartos de final de la Copa de la Uefa, girará en torno a un intento de “disuadir” a los aficionados para que se concentren en un espacio próximo al estadio rojiblanco Ramón Sánchez Pizjuán; un lugar que acogería la proyección del encuentro y las posteriores celebraciones para “compatibilizar” el evento con los tradicionales ritos de penitencia marcados para una jornada que constituye la cumbre de la Semana Santa hispalense.
El concejal de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Fernández, explicó en rueda de prensa que dentro de este dispositivo, que ha cobrado especial interés desde que la Union Of European Football Associations (Uefa) rechazara aplazar este encuentro cuya fecha coincide con la celebración del Jueves Santo, se incluye esta iniciativa por ofrecer a los aficionados británicos una “alternativa” a festejar el evento en el centro de la ciudad, que en tal jornada acogerá el recorrido de las estaciones de penitencia de la Semana Santa.

Al respecto, explicó que se barajan dos emplazamientos para “disuadir” a los hinchas del ‘Tottenham Hotspur’; el pabellón de deportes de San Pablo y un espacio próximo a la estación de ferrocarriles de Santa Justa; donde se habilitaría todo un recinto destinado a acoger a la afición británica con “elementos audiovisuales” e incluso ‘catering’. Los requisitos más trascendentales de las ubicaciones a escoger, según dijo, son la capacidad de albergar a más de mil personas y la cercanía al estadio del Sevilla F.C., donde se disputará el encuentro.

FACILITAR EL TRASLADO

Por su parte, el delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, explicó hoy que la posibilidad de reunir a los aficionados del equipo inglés un recinto próximo al Ramón Sánchez Pizjuán sería evitar el “problema añadido” que supondría el trasladar a todos los aficionados desde una zona fuera de la ciudad hasta el estadio.

En declaraciones a los periodista, tras firmar un acuerdo con la Junta de Andalucía para la mejora de los cuarteles de la Guardia Civil, López Garzón indicó que las denominadas ‘zonas de hospitalidad’ es una actuación que se viene repitiendo en los últimos años en Europa y “por lo tanto no sería un invento”.

En este sentido, destacó el hecho de que desde la Delegación del Gobierno “se van a hacer todos los esfuerzos posibles para que todos los aficionados que vengan a Sevilla vean el partido”, no descartando de este modo el instalar pantallas gigantes en la zona de hospitalidad.

De igual modo, hizo referencia al desalojo del estadio y evitar que coincida con el inicio de las procesiones de la ‘Madrugá’. “El traslado hasta los aeropuertos, y fundamentalmente al del Sevilla, no debe ser gran problema porque está diseñado el itinerario”, subrayó, si bien señaló que falta “el factor determinante, el horario de salida y llegada de los vuelos”.

López Garzón dijo que están a la espera de conocer cuántos vuelos organizados vendrán para el partido, “lo que determinará el número de personas que compongan el dispositivo y las medidas que se van a tomar”. Una cuestión que dijo que se tratará en la reunión prevista para esta tarde en la Subdelegación del Gobierno con el Ayuntamiento y el consulado inglés.

Otro dato que resaltó el delegado es el número de visitantes que llegará en vuelos convencionales y que “irán llegando a los distintos aeropuertos, próximos a Sevilla”. Según López Garzón, esta cifra es la “más difícil de prever y organizar”, aunque afirmó que también harán lo posible “porque hay medios para tener esa información”.

Por último, López Garzón reiteró que la fecha del partido “no es la deseable” e hizo un llamamiento a la tolerancia y a no sentirse “especialmente alarmados”, porque “no hay que exagerar”, recordando que “los españoles tampoco somos especialmente silenciosos cuando salimos a los eventos deportivos”.

Así, apeló a la colaboración y pidió “no tener ideas preconcebidas” porque “estoy seguro que con el esfuerzo que estamos haciendo y la ayuda de la afición inglesa y de los españoles no habrá ningún problema”.