El Cachorro por el puente de Triana, a principios del siglo XX / Archivo ABC

Los pasos del Cachorro

Son 4 los pasos que ha tenido el Cristo de la Expiración

Por  0:45 h.

La hermandad del Cachorro va a proponer a sus hermanos en un cabildo general extraordinario, la reforma del paso del Cristo de la Expiración en el mes de enero. La idea que será propuesta en el cabildo de hermanos consistiría en tres partes: la sustitución de la plata del paso por motivos arquitectónicos en madera, teniendo previsto eliminar por ejemplos ángeles de plata del paso; nuevos faldones y sustituir los actuales candelabros de guardabrisa, que al parecer le quitan visibilidad al Señor. Asimismo, desaparecían los faroles de plata. Una reforma prevista que quedaría concluida para 2020.

Desde su ejecución, siempre ha habido algo que no terminaba de encajar, cuestión que ni al propio autor le gustó y tuvo que remodelar en 1996. El paso actual es el quinto que posee el crucificado, pero ¿Conocen al resto de andas que han llevado al Cachorro?

El Cachorro por el puente de Triana, a principios del siglo XX

El más antiguo que consta lo utilizó entre 1820 y 1889. El tallista Vicente Arestoy fue el encargado de la confección, mezclando cortes neogóticos y barrocos, con molduras rectas y celofías componían el canasto y los respiraderos, candelabros de guardabrisa y con plumas en la crestería, un elemento utilizado en la época de los carruajes infantiles funerarios. Unas andas que también llegó a usar la hermandad del Cristo de Burgos, llegando a salir con la Virgen, San Juan y María Magdalena. 

El primer paso del Cachorro / HDAD.

A finales del siglo XIX, en 1889 y hasta 1929, año de la Exposición Iberoamericana, el Cachorro posee uno de una mayor riqueza ornamental, barroco y realizado por Olaya y Govea. Canastilla abombada, tipo de paso antiguo clásico sevillano lleno de detalles como las volutas, hojas de acanto, querubines o motivos florales, repetidos también en los respiraderos.

El segundo paso del Cachorro / ARCHIVO ABC

En 1909, los respiraderos eran sustituidos por otros de José Gil, más enriquecidos sin perder el estilo de los anteriores, autor del actual paso del Señor de la Salud de San Bernardo entre otros. Durante algunos años, fueron sustituidos por cuatro hachones, vendido a la hermandad de San Esteban que aún conserva y que sufrió varios remodelaciones. Actualmente, lo sigue conservando e incluso, hace pocas fechas culminó la restauración de esta gran obra.

El tercero es de Antonio Castillo Lastrucci, persona que fue quién lo diseñó, mientras que la talla corrió a cargo de Francisco Carrero. De corte barroco, con la peculiaridad de los ángeles que se situaban alrededor de la obra o los dos ángeles mancebos que iluminaban al Cachorro con faroles. Lo mantuvo hasta 1974, ya que lo vende a la hermandad de la Sagrada Cena de la localidad de Jerez y continúa haciendo en la actualidad. 

El tercer paso del Cachorro / ARCHIVO ABC

Por último, el de Manuel Guzmán Bejarano, el actual. Desde su ejecución, siempre ha habido algo que no terminaba de encajar, cuestión que ni al propio autor le gustó y tuvo que remodelar en 1996. La hermandad decidió en 1973, desprenderse de las anteriores ejecutadas por Antonio Castillo Lastrucci y, que hoy día está en Jerez, en la corporación de la Cena. Estas andas, las actuales, son de estilo neobarroco y con un gran movimiento de líneas, donde combina la tala policromada, el dorado y la orfebrería de plata de Juan Borrero. Además, dispone de cartelas de Francisco García Madrid y Rafael Barbero Medina. De momento, el proyecto definitivo no se conoce a luz pública, pese a que estos días han ido publicando por las diferentes redes sociales.

Salida del Cachorro, el pasado Viernes Santo

Salida del Cachorro, el pasado Viernes Santo / VANESSA GÓMEZ