Cristo de la Luz de las Dalías / HDAD. DE LA LUZ

Los pasos más populares de Andalucía: Dalías, donde la noche se vuelve Luz

Por  0:26 h.

Durante estas jornadas estivales continuamos dando a conocer la Semana Santa de Andalucía. En esta ocasión nos hemos trasladado hasta la provincia de Almería, a la localidad de Dalías, justo al lado de El Ejido.

Allí se encuentra el Cristo de La Luz. Algunas leyendas sitúan al Señor en el siglo XVI aunque no hay datos exactos. Desde principios del XIX, cuando Dalías pertenecía a la diócesis de Granada, hay constancia de un un inventario de todo lo que se había salvado del violento terremoto que había asolado el pueblo y también la iglesia, en el que se hace mención a la imagen del Cristo de la Luz.

La antigua imagen es destruida en la Guerra Civil y es sustituida por la actual que se encarga a Antonio Castillo Lastrucci, por medio de Francisco Callejón Moreno y José Lirola Cerezuela en 1937.

Su procesión tiene lugar el tercer domingo del mes de septiembre. En la víspera, multitudes de personas caminan hacía su templo para agolparse ante Él. Se trata, por tanto, de una imagen muy desconocida para Sevilla, pero cuenta con una devoción popular enorme en todo el entorno.

En 1993, un desafortunado incendio en su sede provocó daños en su policromía, siendo restaurada en Sevilla un año más tarde por el matrimonio Abad Martínez. Sin quedar satisfechos los hermanos y devotos del Cristo de La Luz, cuatro años más tarde la intervinieron los hermanos Cruz Solís.

Respecto a la celebración de su festividad, hay que destacar sus el pueblo entra en plena ebullición desde la noche del sábado. Se celebran varias misas a lo largo de la madrugada debido a la llegada masiva de peregrinos que, habitualmente, inician su caminar desde diferentes puntos cercanos y, especialmente desde El Ejido. Una de las misas más importantes es la que se celebra con aquellos que permanecen toda la noche andando.

 

 

Dan luz, como su advocación a través de cohetes, mucha pólvora durante todo el trayecto que recorre el crucificado en esas andas portadas por sus hermanos. Durante todo el recorrido las peñas lanza miles de cohetes, y al paso de la imagen se queman bengalas y “ruedas” de pirotecnia. Igualmente, son constantes las petaladas.

Como dato curioso, las luces de todo el pueblo se apagan durante la entrada de la imagen alrededor de la 00.00, momento en el que la única luz será la de los cohetes y bombas que estallan para despedir al cristo en la escalera del templo.

Por otro lado, acompañan los devotos con velas y algunos descalzos en señal de promesa y oración. Miles de pétalos también caen sobre el Cristo de Castillo Lastrucci, además de bengalas, los obsequios que dan las peñas de la localidad al Señor en señal de acción de gracias. Sus fiestas están declaradas de Interés Turístico Nacional de Andalucía.

 

Noticias relacionadas