Madrugada 2000 y pico. José Cretario
Madrugada 2000 y pico. José Cretario 26283

Madrugada 2000 y pico. José Cretario

Por  21:43 h.

ImagePRIMER GOLPE. No será para el año que viene y tal vez ni siquiera para el otro, pero en un horizonte aún lejano da la impresión de que se puede vislumbrar una Madrugada algo distinta a lo que conocemos. Escribir de esto a 40 grados puede parecer surrealista pero ya se sabe que las grandes cosas de la Semana Santa suelen nacer cuando los capillitas ponen sus pies en remojo.

La olla de una nueva madrugada hace tiempo que empezó a bullir en reuniones formales e informales y las confesiones en voz baja o a media voz son cada vez más insistentes.

ImageEl actual modelo se puso en marcha a mediados de los años 70 como solución a aquella famosa pescadilla que se mordía la cola que en 1961 produjo el gran colapso: las hermandades eran incapaces de avanzar porque unas se impedían el paso a las otras.

Después de algunos años en los que el Silencio y Gran Poder ensayaron y desensayaron el itinerario del Postigo, en 1977 se consolida en lo básico la actual nómina. Desde hace 30 años por tanto el Gran Poder tiene que ir a dar la vuelta a la Aduana y la Esperanza de Triana debe comprimirse como un acordeón para que los de San Lorenzo puedan cruzar desde Zaragoza a Gravina. La Madrugada de hace 30 años era muy distinta a la de nuestros días. No se si exagero pero me da la impresión de que el número de nazarenos que saca ahora cada cofradía es algo así como el doble que entonces. La solución posible es en si misma un problema porque solo puede venir de la mano de una cofradía, Los Gitanos, algunos de cuyos oficiales están temiendo que se plantee la cuestión.

ImageLos Gitanos salen demasiado pronto, dicen que para evitar que Morfeo cause estragos en las filas y echa en llegar a la Campana un tiempo que se antoja excesivo. Si esta cofradía saliera a una hora más lógica, es decir más tarde, y, como ya ocurrió hace tiempo, tomaran el recorrido de Feria-Alameda, El Gran Poder podría regresar por su itinerario histórico de Placentines.

Hay quien puede pensar que el arreglo también estaría en mover al Calvario al final de la jornada pero nadie en su sano juicio pondría a los de la Magdalena saliendo a las seis de la mañana.

La pelota hace tiempo que está en el tejado. Es cierto que el balón está parado pero cada año que pasa hay más ganas de empezar a moverlo.

Image