Nuestra Señora de los Remedios Coronada en su salida procesional / ALBERTO GUILLÉN

MAIRENA DEL ALCOR

Mairena del Alcor volvió a engalanarse para recibir a la Virgen de los Remedios

La Excelsa Patrona volvió a recorrer sus calles con la novedad de su visita a los barrios de «La Checa» y «Huerta Pablo»

Por  0:01 h.

Puntual con su pueblo, a las 21 horas de este 8 de septiembre, la Alcaldesa Perpetua de la villa de Mairena del Alcor, Nuestra Señora de los Remedios Coronada, atravesó las puertas de la Ermita de San Sebastián en sus plateadas andas trufada de nardos, camino a las calles bajo su patronazgo, donde una multitud de feligreses la esperaba fiel a la cita. Apenas pocos metros había avanzado, cuando una salva de cohetes rompía en el cielo anunciando que ya estaba en la calle la Señora de Mairena.

Acompañada en todo momento por los sones de la Banda Municipal de Música de Mairena del Alcor, y escoltada por las principales autoridades civiles y eclesiásticas, el cortejo enfiló enseguida la calle José María Rey en busca de Arrabal, donde recibió el canto de feligreses, una copiosa petalada y todavía el estallido de un colorido castillo de fuegos artificiales, antes de dirigirse a la Plaza Antonio Mairena. Fue precisamente en este emplazamiento, ante la puerta de la casa consistorial, donde hace ahora justamente un año, el alcalde de Mairena, Ricardo Sánchez, le impuso el bastón de mando como Alcaldesa Perpetua de la Villa, coincidiendo con el 25 aniversario desde que Nuestra Señora de los Remedios Coronada fuese proclamada Patrona Canónica de Mairena del Alcor, el 8 de diciembre de 1991.

«La Checa» y «Huerta Pablo»

El cortejo procesional avanzó entre algunos espontáneos vítores por calles profusamente engalanadas, con colgaduras en balcones, guirnaldas y pancartas marianas, como ya viene siendo tónica en cada estación patronal. Lo que no es habitual, y se presentaba como principal novedad este 2017, es el recorrido que había de tomar la Virgen de los Remedios. Ya el año pasado, coincidiendo con la redonda efeméride, la corporación municipal aprobó cambiar el recorrido establecido para que la Señora de Mairena visitara dos de los barrios de su bondadoso patrocinio, que fueron “El Chorrillo” y “La Barriada”.

Para este año, se aprobó igualmente que los vecindarios designados para recibir la suntuosa visita fueran «La Checa» y «Huerta Pablo». Así, el paso dejó atrás Daoiz, Real y Camino de Alconchel, para girar por Mandarino y entrar al mismo corazón de La Checa, donde fue recibida por cientos de vecinos y un majestuoso altar conmemorativo. Pasada la medianoche, la escena habría de repetirse en el contiguo barrio de la Huerta Pablo, donde siempre escoltada por una multitud que en ningún momento descuidó el agasajo a su patrona, avanzó hacia Cantarito.

De ahí, en inédito y entusiasmado discurrir, Nuestra Señora de los Remedios avanzó buscando la calle Rosario, por donde subió hasta girar por Benardo, ya casi en la Ermita de San Sebastián, casi a cuyas puertas se le volvió a bailar por sevillanas y donde se recogió al filo de las 3 de la madrugada. Con su vuelta al templo, se da casi por cerrada una festividad patronal, que todavía tiene pendiente una cita con la peregrinación romera al Pinar de la Salve, el próximo domingo día 24.