El palio del Dulce Nombre, a la luz del día, el pasado Martes Santo / ROCÍO RUZ

Un Martes Santo para el recuerdo

El delegado de la jornada, Juan José Morillas, hace balance un día histórico que no se repetirá

Por  0:08 h.

El Martes Santo de 2018, o el «Santo Martes» para algunos, ha sido la mayor novedad de la pasada Semana Santa. El recorrido inverso por la carrera oficial fue un acuerdo al que llegaron los hermanos mayores de la jornada y que funcionó como un reloj, a pesar de que estéticamente no haya aunado todas las alabanzas posibles.

El delegado del día, Juan José Morillas se reunió el pasado martes con los hermanos mayores del Martes Santo para evaluar muy positivamente todos los cambios efectuados, el compromiso y los objetivos que se habían trazado. «En principio es un resultado satisfactorio porque se han cumplido las premisas establecidas y las propuestas que se hicieron. Los cortejos fueron muy fluidos. Todas las cofradías han entrado antes. En el caso de la Candelaria se han recuperado los jardines a unas horas adecuadas. También se han suprimido puntos conflictivos que había en la Alfalfa. En términos generales los horarios se han cumplido. Al final de la carrera se ha salido tres minutos antes de la Campana. Eso lo han agradecido los hermanos a sus hermanos mayores», decía Juan José Morillas para Pasión en Sevilla.

El parón de San Esteban

Uno de los contratiempos que surgieron a lo largo del Martes Santo fue el parón que sufrió San Esteban en la Encarnación. La hermandad tuvo que comprimir la cofradía para permitir el paso del Dulce Nombre por Cuna y de los Javieres hacia la Plaza Cristo de Burgos. «Tenemos constancia del parón. Estaba previsto esa posición entre los Javieres y el Dulce nombre. Lo que pasa es que lo horarios no se cumplieron del todo por imprecisiones de ambas hermandades. Un pequeño retraso de los Javieres y un pequeño adelanto de San Esteban. Si ese pequeño retraso no se hubiera dado no habrían sufrido el parón», contestaba el delegado del Martes Santo.

Si funciona, ¿por qué no se repite?

El presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza ya ha asegurado que el plan establecido para el pasado Martes Santo no se volverá a repetir para 2019, a pesar de que el día haya funcionado y cumplidos las premisas marcadas. Resulta raro cambiar lo que funciona. «Siempre hablamos del carácter excepcional. Los hermanos mayores así lo aceptaron para examinar este recorrido a la inversa. Se ha demostrado, obviamente, que sí es una solución para el día pero eso no implica que se tenga que aplicar de nuevo cuando hay pendiente una remodelación de la carrera oficial para el 2019. El Martes Santo se tendrá que inmiscuir en esa remodelación integral en un sentido o en otro. Todos los recorridos en la misma dirección. Obviamente, habría que estudiar permutas. Volviendo al orden antiguo no solucionaríamos nada» indicaba Juan José Morillas.

En lo personal, el delgado del Martes Santo disfrutó con las cofradías a su paso por la Catedral, sin duda alguna, esas imágenes fueron las estampas de la jornada. «Me gustó todo; que se hayan cumplido los compromisos establecidos después de un acuerdo que había costado sacarlo adelante. Como estaba en la Catedral no he podido ver muchas cosas pero sí me ha encantado salir a la puerta de San Miguel para ver salir a la Cruz del Cerro, o acompañar a todos los hermanos mayores por el interior de la Catedral», concluía el delegado del Martes Santo.