Miles de sevillanos acuden al encuentro con la Virgen de los Reyes

Por  10:03 h.

A las ocho de la mañana, como marca la tradición, la Virgen de los Reyes se asomaba a la Puerta de los Palos para reunirse con el pueblo sevillano. En la Plaza de los Reyes, donde ya se registraban 24 grados a las 6.30 de la mañana, la Virgen era esperada por muchos peregrinos que habían llegado desde distintos puntos de la provincia hacía varias horas, acompañados por un leve murmullo y el sonido de los grillos. Mucho público y mucho bochorno. Hasta un tercio más de público que en 2016 se concentró en los alrededores de la Catedral según las estimaciones realizadas por las fuentes municipales.

Las tres misas previas a la salida (a las cinco y media, seis y seis y media), se encontraban llenas de fieles, que también se reflejaba en las largas colas de los confesionarios del interior de la Catedral.

María Jesús Chacón viene con la Agrupación Parroquial de la Oliva de Dos Hermanas en peregrinación junto a unas 60 personas y lo hace “por devoción”. al igual que Javier Torrado que viene con la Asociación Humildad y Caridad El Olivo de San José de la Rinconada acompañado por unas 120 personas.

También desde primeras horas de la mañana un equipo de soporte vital de Cruz Roja atiende por rozaduras y otras heridas a los peregrinos que van llegando en la capilla de San José, ya en el interior de la Catedral.

El sacerdote que oficia la misa de las seis de la mañana da la bienvenida a los peregrinos, especialmente a los llegados desde las localidades más alejadas como Benacazón.

En el interior del templo hace calor. Inmaculada Chincoa y un grupo de hermanos de la Asociación de Fieles de Nuestra Señora la Virgen de los Reyes reparten fotografías con la imagen de la patrona a todos los peregrinos desde las 5 de la mañana. Consuelo Moreno y Reyes Iglesias vienen en la peregrinación organizada por el Ayuntamiento de Umbrete, desde donde salieron a la una de la madrugada junto a unas 75 personas que llegaron a las 5.15 horas.

Junto a la Puerta de los Palos se encuentra Andrés Sampedro, que lleva catorce horas esperando a la Virgen por una promesa. Viene desde hace más de cuarenta años y ya son amigos de este día de quienes esperan por su zona. Como Trini Rodríguez, que viene todos los aňos: “Uno a pedir favores y otro a dar las gracias, porque todo lo que pido la Virgen me lo concede”.

Los niños carráncanos y la Cruz Patriarcal con 10 minutos de retraso se asomaban a la puerta, mientras la Banda Sinfónica Municipal comenzaba a tocar “Virgen de los Reyes Coronada”, de J. Albero, con la comenzaban su paso los diez niños carráncanos.

Le seguían casi doscientos hermanos de la Asociación de Fieles de Nuestra Señora de los Reyes, Consejo de Hermandades, Archicofradía Sacramental del Sagrario, representaciones del clero y la Escolanía Virgen de los Reyes que cantaba a esa hora las Salutaciones a la Virgen de Zubizarreta. A la Escolanía le seguía la representación de la Real Maestranza de Caballería, presidida en esta ocasión por el nuevo teniente de Hermano Mayor, Santiago de León Domecq.

A las ocho en punto la Virgen cruzaba la Puerta de los Palos con los sones de la Marcha Real. Puntual a su cita con el pueblo sevillano.

A las 8.15 la procesión comenzaba con el ‘O Sanctissima’ interpretado por la Escolanía en la esquina de Alemanes y Placentines, en lo que fue la primera “posá”.

Con ‘Un día a verla iré’ llegaba la Virgen a la Punta del Diamante a las 8.30 horas, donde recibiría la luz del sol de frente, en la segunda “posá” o parada , justo en la esquina de Alemanes con la Avenida. Allí se encontraban Isidro Fernández y Marili Rodríguez, quienes todos los años dejan la mañana del día 15 las playas de Chipiona “porque tenemos devoción y pensamos que es una de las mañanas más bonitas de Sevilla. En cuanto pase la Virgen volvemos a coger el coche y regresamos a la playa”, dicen.

Durante la procesión, el cantor de la Catedral, José Márquez, es saludado por el público, a quien felicitan por su reciente nombramiento como canónigo de la Catedral.
“Encarnación Coronada” suena en la Avenida durante la tercera parada mientras el público acompaña cantando el “Ave María” incluido en la marcha a las 8.50.

Hasta 17 atenciones sanitarias se contabilizaron durante una mañana de mucho bochorno. La mayoría, 16 caso, por lipotimia. Los servicios sanitarios tardaron en atender a una mujer que había sufrido una lipotimia en las mediaciones de la plaza del Triunfo, lo que provoco protestas del público que se encontraba en la zona. Ello se debió a que en esos momentos los servicios santinarios atendían otro caso de mayor gravedad en la calle Alemanes.

A las 9.30, tras recibir los honores, ha entrado la Virgen en la Catedral para comenzar la misa estacional a cargo del arzobispo de Sevilla, de monseñor Asenjo. Misa que ha comenzado con un cuarto de hora de retraso.