Los titulares de Jesús Despojado en el regreso a Molviedro / RECHI

Molviedro ya vuelve a tener a los titulares de Jesús Despojado

Durante los meses de verano han permanecido en la parroquia del Sagrario por obras en su capilla

Por  0:49 h.

En este sábado 9 de septiembre, los titulares de la hermandad de Jesús Despojado han regresado a la capilla de Molviedro después de haber permanecido en los últimos meses en la parroquia del Sagrario por obras de mejoras en el retablo mayor de su sede canónica.

Han compartido casa con la sacramental del Sagrario, con la corporación del Cristo de la Corona y ha estado muy cerca en el pasado mes de agosto con la Virgen de los Reyes durante sus dos besamanos y la octava, un hecho que quedará inmortalizado para la eternidad. 

Pasadas las nueve de la noche daba inicio este traslado multitudinario de principio a fin. Quizás la única nota negativa fue que mientras el cortejo salía del templo, no habían cortado el tranvía, por lo que suponía un riesgo de seguridad tanto para los hermanos como para el público asistente. La música corrió a cargo de la Capilla Musical del Liceo de Moguer en el Cristo y la coral polifónica de la hermandad a la Virgen.

Discurrir lento hasta llegar a la capilla de Molviedro con la talla de Jesús Despojado y la Virgen de los Dolores y Misericordia. En esta semana, la actividad no cesa en esta corporación, ya que llegan los cultos a su dolorosa con motivo de su festividad. 

PARA VER LA GALERÍA COMPLETA DE M. J. RODRÍGUEZ RECHI, PINCHE SOBRE LA IMAGEN

Retablo

Esta hermandad no cesa en mantener su patrimonio. Esta vez, lo ha hecho con su retablo mayor. El altar, de estilo barroco, es de autor anónimo y fechado en el siglo XVIII. Su estructura está conformada por un banco, dos cuerpos y tres calles. En el centro preside el Señor Despojado de sus vestiduras, mientras que a cada lado están la Virgen de los Dolores y Misericordia y San Juan Evangelista. En la zona superior se sitúa la Virgen del Mayor Dolor, una obra anónima también del XVIII, la que da nombre a este templo mandado a construir por Manuel Prudencio de Molviedro sobre terrenos de su propiedad. En la parte izquierda hay una pequeña escultura del Rey San Fernando y en la derecha una del arcángel San Miguel, ambas enmarcadas en estípites y datada de la misma época del retablo.

Por otro lado, están las tallas de San Basilisa y de San José con el Niño Jesús sobre sus brazos, obras que antes permanecieron en el lugar donde reciben culto los titulares de la hermandad de Jesús Despojado. Por último, el conjunto lo completa beato fray Leopoldo de Alpandeire, y enfrente, una reliquia de Santa Genoveva Torres.

La Laguna era como se conocía a esta zona de la ciudad, terreno inundable con las crecidas. Antes de construirse la capilla existió una ermita en la misma plaza. La actual sede de Jesús Despojado lleva el nombre de la Virgen del Mayor Dolor, donde hubo una hermandad de gloria en una ermita que existió en la propia plaza.