Jaime Márquez / JAVIER COMAS

Muere el capataz Jaime Márquez

Un capataz que estuvo durante más de medio siglo delante de los pasos

Por  10:55 h.

Muere en Sevilla el capataz Oliveros. Comandó a la cuadrilla del Cristo de la Salud de la hermandad de la Carretería durante años, así como la patrona de Alcalá de Guadaira, la Virgen del Águila, su localidad natal.

La última vez que tocó un martillo en Sevilla fue en 2010, en su patrona, en Madre de Dios del Rosario, siendo el encargado de sacar a la Virgen en ese año, además de ser uno de los hermanos más antiguos en la nómina.

Más de medio siglo estuvo delante de los pasos. La primera vez sucedió en 1961, con Jesús Nazareno de Alcalá de Guadaira, donde un año más tarde era nombrado como capataz titular. Allí permaneció durante 45 años.

En su localidad de Alcalá de Guadaira junto al Nazareno, ha sido capataz en el Cristo del Amor, el Cautivo, la Borriquita, la Oración en el Huerto, el Santo Entierro y la Soledad, y la Virgen del Rosario. En las Glorias, María Auxiliadora, el Dulce Nombre y la patrona, la Virgen del Águila.

Discípulo de Manuel Adame, uno de los capataces profesionales que dio la Semana Santa de Sevilla. Trabajó con él desde 1971. Su primera experiencia delante de un paso en la ciudad ocurrió ante el Señor de las Penas de la Estrella, estuvo en la Amargura, en las Aguas cuando salía de San Bartolomé, los Panaderos, Santa Genoveva, San Esteban, la Exaltación, la Mortaja y el Santo Entierro. También participó en algunas ocasiones en Huelva y Coria del Río.

Siempre llegó a ser el segundo capataz de Manuel Adame, llevando los pasos de Cristo. En 1978, como capataz profesional estuvo en el Cristo de Burgos y la Virgen de las Lágrimas, su estreno en Sevilla como titular.

A la Carretería, su última hermandad de capataz, empezó en 1991 con Pepe Andreu. Mandó el paso de palio de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad durante cuatro años, luego la corporación lo nombra como capataz general hasta que pasó a ser del paso de misterio.