Multitudinario epílogo de la Resurrección en Santa Marina

Por  7:37 h.

Image

La Hermandad de la Resurrección culminó en la iglesia de Santa Marina en torno a las tres de la tarde de ayer la estación de penitencia que inició a las 4.30 minutos de la madrugada y con la que se cerró la Semana Santa de 2007.

Numeroso público se concentró en el último tramo del recorrido entre la Plaza del Salvador y la calle San Luis para acompañar a la cofradía en una mañana que, a diferencia de los días precedentes era soleada y tibia.

Tras la visita a los conventos de Santa Ángela y Espíritu Santo la cofradía siguió con algo de retraso su itinerario de regreso al templo. La Agrupación Musical Virgen de los Reyes interpretó numerosas marchas tras el paso del Señor Resucitado, exornado con claveles rojos y rosas rojas en las esquinas. En el cortejo figuraba una representación de la Hermandad de Los Javieres con su estandarte. Antonio Santiago, capataz del palio, estuvo acompañado de nuevo por su hijo.

ImageLa Virgen de la Aurora, cuyo paso llevaba este año rosas y azucenas, entró pasadas las tres de la tarde. Tras cerrarse las puertas de Santa Marina el comentario generalizado seguía siendo si la hermandad volvería a realizar la estación de penitencia el Domingo de Resurrección de 2008 o finalmente se incluirá en la nómina del Sábado Santo como su hermano mayor, Juan Muñoz Jigato, solicitó oficialmente en la última reunión del cabildo de Toma de Horas.