Monseñor Juan José Asenjo ante el cuadro de la primera Inmaculada de Murillo / R. DOBLADO

ENTREVISTA / MONSEÑOR JUAN JOSÉ ASENJO

«No despreciamos a los homosexuales pero la ideología de género es un mal»

El arzobispo de Sevilla habla de asuntos de actualidad a nivel nacional como la ley que impone la ideología de género y el conflicto de Cataluña

Por  0:44 h.

-En España se ha instalado un clima de tensión política con el asunto de Cataluña. ¿Cómo se conjuga la presencia de cristianos comprometidos en ambos bandos y qué papel deben tener?

-En la Iglesia es lícito el pluralismo. No obstante, quiero declarar que para mí la unidad de género es un valor no sólo histórico sino moral, acrisolado a lo largo de cinco centurias, que nadie debería tratar de mellar, destruir o malbaratar. Yo rezo todos los días por España y para que se supere la actual coyuntura. Pido al Señor que inspire a nuestros gobernantes, de todos los partidos políticos, sentimientos de amor a la verdad auténtica y no inventada, que es la plataforma desde la que se pueden solucionar los problemas. También, pido generosidad y el bien de la patria, por encima de los intereses partidistas o particulares.

-También ha salido recientemente una nota de los Obispos del Sur de España acerca de la ley que impone la ideología de género. ¿Podría explicar cuál es la postura de la Iglesia al respecto de este asunto?

-Los obispos españoles no somos enemigos de los homosexuales o las personas que tienen determinadas orientaciones sexuales. Para nosotros son hijos de Dios, son hermanos nuestros, redimidos como nosotros por la sangre preciosa de Cristo y nosotros no los queremos ni despreciar, ni estigmatizar ni marginar. Nos parece muy bien que se defiendan sus derechos y los de sus familias, pero creemos que la ley sobrepasa esta intención originaria y consagra la ideología de género, que para nosotros es un mal que va en contra de la historia de la humanidad y de la ley natural, de la historia de los pueblos y también de la creación divina. Eso de que cada cual pueda elegir su sexo nos parece una aberración. La ley de la ideología de género nos dice que el sexo no es algo de la naturaleza sino que es algo que uno elige libremente. Nosotros no estamos de acuerdo y lo que decimos que la ley entraña un peligro, tanto para un profesor que predica lo contrario o para un sacerdote o un médico. Nos parece una ley un tanto dictatorial.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla