RAÚL DOBLADO

ENTREVISTA | Juan Carlos Cabrera | Delegado de Seguridad y Fiestas

«No pongo la mano en el fuego por que lo de la Madrugada no estuviera organizado»

Cree que el origen es una pelea en la calle Arfe con «efecto dominó», pero no descarta nada y celebra el dispositivo desplegado, que «evitó males mayores»

Por  11:00 h.

El balance de la Semana Santa desemboca por cualquier calle en los sucesos de la Madrugada. El delegado de Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento asegura que los videos demuestran que hubo una primera ola clara que partió de la calle Arfe. Pero pide tiempo antes de emitir juicios cerrados.

-¿Puede hacer un análisis de la Semana Santa en un minuto?

-Me encuentro por un lado satisfecho de que la planificación que teníamos haya funcionado, porque todos los esfuerzos han dado sus frutos con los servicios municipales. Hemos tenido que afrontar que había bares que no estaban colaborando y personas de forma poco decorosa tratando de beber en la calle. Hemos cerrado bares y lo hemos controlado. También las medidas de seguridad se ponen en valor a raíz de lo que pasó en la Madrugada. No quiero pensar lo que habría podido pasar sin esas medidas. Y a nivel personal me siento frustrado de que hayamos tenido que vivir estos acontecimientos en los que, desde la responsabilidad que tenía, me han causado un sufrimiento tremendo que todavía me cuesta asumir, y mucho bochorno por no poder evitarlos. Hubo que gestionar la crisis con mucho trabajo, por eso estoy tan dolido y con la pena de no haber podido rematar una Semana Santa que estaba siendo extraordinaria.

-Las decisiones políticas dependen mucho de los contextos. De la polémica de las calles aforadas hemos pasado a pedir más medidas.

-El político tiene que estar por encima y creo que durante estos dos años he dado muestras de estar por encima. Hemos cerrado bares que no estaban colaborando porque tenía claro que el objetivo era la seguridad de los ciudadanos. Quitar los veladores o los puestos ambulantes es bueno para la seguridad de las personas si se dan avalanchas. Y los cruces había que regularlos por muchas razones. Vivimos un episodio el Domingo de Ramos de una persona que había sufrido un ictus y pudimos salvarla entrando por la cuesta del Bacalao. Y los lamentables hechos de la Madrugada corroboraron todo esto de lo que veníamos hablando. Eso no quita que por ejemplo la Amargura tuvo poco público y eso habrá que estudiarlo. Por eso hay que seguir avanzando. Por desgracia los hechos han demostrado que no íbamos por el mal camino porque estamos en nivel 4 de alerta. También hay que seguir avanzando en el tema de las sillitas.

-¿Prohibirlas?

-Sí, prohibirlas en zonas próximas a las procesiones. Eso se establecerá normativamente, igual que quitar los rótulos luminosos.

-¿A través de una ordenanza, como reclama el PP?

-Esa idea ya se lanzó desde este equipo de gobierno. Habrá que hacer una ordenanza y no regular a través de órdenes de Urbanismo o la Policía.

-¿Cuáles son sus propuestas principales para la Madrugada?

-Hay que seguir avanzando. Todos sabemos qué elementos hay que ir corrigiendo cada vez más. Hemos establecido una hoja de ruta con el Consejo de Hermandades y todo persigue un concepto: la ciudad tiene que adaptarse a las procesiones. Por eso hay que poner todos los medios para que el elemento central sea la cofradía. Lo que no puede ocurrir es que la cofradía se ajuste al normal funcionamiento de una noche cualquiera. O tenemos claro que el elemento central es la cofradía, o empezaremos a diluir el concepto de una fiesta religiosa, tradicional y cultural. Eso hay que protegerlo y sobre esa base hay que poner todas las medidas.

-¿Por ejemplo bares cerrados?

-Si vemos ordenanzas antiguas, hay curiosidades que van en ese sentido, bares cerrados varios días. No llegaremos a eso. A lo mejor habrá bares cerrados en determinados circuitos, bares que no pueden tener música… No se puede estar jugando a las cartas en el suelo, por ejemplo, mientras viene un aprocesión. Pero eso no tiene que venir en una norma. Eso tiene que venir en la educación de la gente.

-¿Cómo se corrige eso, endureciendo las multas?

-Está claro que no hay un policía local detrás de cada ciudadano ni un empleado de Lipasam.

-Las calles eran auténticos basureros tras el paso de las cofradías. ¿Qué opinión le merece esto?

-Eso es bochornoso. Lipasam ha redoblado esfuerzos, pero hay mucho incivismo. Ha llegado el momento de poner los condicionantes para guardar la esencia de la Semana Santa. Más de 500 jóvenes en una plaza con vasos de medio litro no es la situación idónea para que pase una procesión de luto. Y eso sí lo tiene que evitar la administración.

-¿Está de acuerdo con acotar el centro? Hay quien habla de poner tornos.

-A mí poner tornos me parece una locura. La ciudad tendrá que complacer las necesidades de las hermandades porque, si no, nos vamos a cargar la Semana Santa. Pero nosotros no vamos a restringir derechos individuales ni estamos en el papel de educar a la población, lo que vamos a hacer es preservar el papel de las procesiones.

-La investigación sigue hablando de efecto dominó en la Madrugada. ¿Lo comparte?

-Vamos a dejar a la Policía que investigue, pero claramente fue un efecto dominó a partir del origen en la calle Arfe porque el sonido se iba propagando, un sonido que salía de las entrañas de la tierra.

-¿En Arfe y en Dueñas a la vez? Eso hay que explicarlo muy bien.

-Yo iría al elemento central. ¿La pelea que origina todo fue concertada, fue real? Ahí es donde tiene que estar la investigación. Evidentemente, hay un primer origen donde efectivamente ese ruido provoca las carreras, pero no hay ninguna persona detenida por esos hechos. Luego sí hay detenciones de personas que una vez que pasa ese primer efecto consta que se aprovechan y vuelven a originar ese movimiento.

-¿No se sabe quiénes son los que se pelearon en Arfe?

-No.

-¿Y cómo se puede decir entonces que ahí está el origen?

-Por los camareros, que hablan de una pelea, y por testigos que dicen que se escucharon gritos. Pero dejemos a la Policía trabajar porque yo no tengo conocimiento de cómo va la investigación y esto corresponde ya al Ministerio del Interior. Lo que sé es que hay un efecto expansivo y que a la media hora hay otra ola donde sí hay personas detenidas. El relato de las cámaras, además, revela claramente que no fue en todos los puntos a la vez.

-¿En las cámaras se ve que va siendo un efecto dominó?

-Correcto. Desde el Arenal empuja hacia García de Vinuesa y llega a San Francisco. Por ahí sube a la calle Sierpes.

-¿Y las Setas, y la plaza del Duque? ¿Ahí cómo llega?

-Eso fue un poquito más tarde. La clave está en mostrar el video porque tiene las horas y se va viendo perfectamente. Lo que yo tengo claro es que lo que hay que investigar es el origen. Yo lo achacaría más a cosa de granujas, porque hay que ser un depravado para ver el miedo en la gente y ponerte a agitarla. Pero si estuvo organizado será la Policía la que tendrá que decirlo. En honor a la verdad, yo no puedo poner la mano en el fuego por que no fuera organizado.

«La Resurrección ha sido un éxito»

El balance de la Semana Santa está marcado irremediablemente por los sucesos de la Madrugada, pero también ha habido novedades históricas, como la salida de la Resurrección el domingo por la mañana. El delegado califica este cambio como «un éxito rotundo»: «Mi opinión es que la Semana Santa de Sevilla ha ganado un día con esta decisión. Ha sido un acierto absoluto porque esto va a convertir el Domingo de Resurrección en un día señalado en la ciudad, ya que por la mañana procesiona la cofradía y por la tarde se celebra la tradicional corrida de toros. Desde el Ayuntamiento estamos muy satisfechos con esa modificación y seguro que en los próximos años irá ganando importancia, así que doy la enhorabuena al Consejo de Cofradías».