La Virgen de los Desamparados de San Esteban, de regreso por las Setas / J. M. SERRANO
La Virgen de los Desamparados de San Esteban, de regreso por las Setas / J. M. SERRANO

REFORMA DE LA SEMANA SANTA

El «nuevo» punto negro del Martes Santo de 2018

San Esteban tendrá que comprimirse entre San Pedro y la calle Cuna para dejar pasar a Los Javieres y el Dulce Nombre

Por  1:28 h.

El nuevo Martes Santo que se probará el próximo año, una vez que la junta de penitencia del Consejo de Cofradías lo aprobó el pasado sábado, también tiene sus problemas de cruces. La reforma de la jornada con carácter excepcional y por un año mejora sustancialmente los nudos gordianos que padecía hasta ahora, como la saturación de la Alfalfa, la salida de la Catedral del Cerro del Águila o las entradas tardías de hermandades como el Dulce Nombre o la Candelaria. Sin embargo, todo no es perfecto. San Esteban tendrá que comprimir entera a su cofradía desde la calle Imagen hasta Cuna para permitir el paso de los Javieres (que cruzará de Santa Ángela hacia la plaza del Cristo de Burgos) y el Dulce Nombre (desde Orfila hacia Cuna).

La hermandad firmó esta propuesta, como las otras siete, a sabiendas de que tendrá que asumir un sacrificio a eso de las 20.30 horas, cuando salga de la Carrera Oficial. Tendrá, por ello, que meter un cortejo de unas 1.400 personas en esa recta que forman Imagen, la Encarnación y Laraña. San Esteban demuestra, de esta forma, su compromiso por la mejora de una jornada muy complicada, aumentando una hora su estancia en la calle ya que saldrá una hora antes y entrará en el horario habitual.

Años atrás, con los problemas internos que tenía la corporación y que derivaron en un comisionado que duró un lustro, cualquier modificación del día que afectara a San Esteban se terminaba frenando por las difíciles circunstancias que padecía. Ahora, después de años de vida de hermandad normalizada, la corporación muestra su madurez asumiendo este sacrificio en pro de todo el Martes Santo.

Pese a los recelos que ha despertado esta reforma, que contempla una Carrera Oficial a la inversa y distintas permutas de puesto, amén de cambios de recorrido y horarios; las ocho hermandades se han unido para elaborar un plan revolucionario que, funcione o no (cabe recordar que se ha aprobado sólo por un año), sienta las bases y marca el camino para otras jornadas que necesitan de una reforma integral.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla