Una nueva Virgen en Semana Santa. José Cretario

Por  9:48 h.

ImageEL titular tiene que ser este necesariamente porque no es algo que se pueda contar todos los días. El Polígono tiene desde el viernes una nueva Virgen del Rosario, que es la que ven aquí. Obra madura de Luis Álvarez Duarte, no puede negar que sea la madre del Cautivo del Polígono. Lo que más destaca, por encima de su belleza, del dolor sereno, o de su mirada verde y clara es la extraordinaria policromía de una calidad asombrosa.

El Cabildo, que terminó a las dos de la madrugada del sábado refrendó la propuesta por casi un 78%, lo cual indica viene a confirmar que la Virgen anterior tenía poco arraigo.

No es pecado

Luís Alberto García Jeute, escultor de la Imagen actual (que unas horas después de la votación ya fue retirada del culto) apeló a cuestiones sentimentales y de devoción para defender la permanencia de su obra, pero la mayoría del cuerpo social de la novísima corporación estaba en otra sintonía, en la de mejorar el patrimonio para así mejorar el mensaje. Cambiar una Imagen titular no es un pecado.

Dejando a un lado las discutibles remodelaciones, desde el siglo XX hasta ahora 17 cofradías de la Semana Santa, entre ellas El Silencio, Pasión o La Quinta Angustia han cambiado por voluntad, es decir no movidas por circunstancias externas, algún Titular.

A veces han sido caprichos pero en la mayoría de la ocasiones se ha buscado mejorar la comunicación entre el fiel y la obra sagrada. Con esta nueva Virgen del Rosario se asegura esa mejor conexión por lo que hoy, tanto la hermandad que dirige Manuel Márquez como el imaginero Luis Álvarez Duarte y con ellos toda la Semana Santa deben estrenar nueva felicidad y mejor enhorabuena. Lo empezaron a celebrar nada más terminado el cabildo en el taller de Gines del imaginero.