Nuevo suelo del paso de misterio de San Esteban / Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares

El paso de misterio de San Esteban estrenará nuevo suelo inspirado en la Casa de Pilato

Uno de los principales estrenos de la cofradías en 2018

Por  0:15 h.

José Luis Bustamante, actual hermano mayor de San Esteban, va a llevar a cabo uno de los proyectos que llevaba en su candidatura sobre el paso del Señor de la Salud y Buen Viaje. El Martes Santo de 2018, estrenará un nuevo suelo inspirado en el patio central de la Casa de Pilato.

Una labor efectuada por los restauradores Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares, Licenciados en Bellas Artes y Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Este estreno hay que agregarlo a los nuevos ropajes de las figuras secundarias estrenados en la pasada Semana Santa. Las piezas estuvieron diseñadas y creadas por David Calleja Ruiz, con la finalidad de recrear la vestimenta de la época que representan.

Las cuatro figuras secundarias son tallas confeccionadas por Antonio Castillo Lastrucci. Tres sayones, uno de ellos conocidos como  ‘el perra gorda’ y un soldado romano conforman este conjunto. 

Por otro lado, la hermandad ha presentado unos nuevos estrenos como la restauración de un paño de altar a cargo de Pablo José Portillo y Pablo Pérez; las potencias de Seco Velasco y las denominadas de arco (las más antigua que posee), la corona de camarín de la Virgen de los Desamparados y los antiguos respiraderos del palio de Juan Fernández que se encuentran en fase de restauración en el taller de Orfebrería Andaluza. Por último, el taller malagueño de Joaquín Salcedo, anda inmerso en el arreglo de una toca de sobremanto, obra de Carrasquilla.

La evolución del paso del Señor de la Salud y Buen Viaje

La primera salida del Señor de la Salud y Buen Viaje/ HDAD. SAN ESTEBAN

La primera salida del Señor de la Salud y Buen Viaje/ HDAD. SAN ESTEBAN

A lo largo de la historia de la hermandad de San Esteban, el paso de misterio ha sufrido varias remodelaciones, sobre todo, en la distribución de las figuras secundarias.

La hermandad es fundada con la finalidad de dar culto a esta imagen del Señor de la Salud y Buen Viaje, que permanecía en la nave de la epístola en San Esteban durante al menos dos siglos.

El Señor salía en solitario. La primera vez lo hizo en 1929, gracias a la cesión de unas andas por parte de la hermandad de la Estrella. Tan sólo un año después, en 1930, la corporación de San Esteban adquiría el paso del Cristo de la Expiración del Cachorro, una obra de estilo neobarroco que según ha podido investigar el profesor José Roda Peña, pudo ser realizado por Antonio Cruz Gómez, el dorado de Olaya y Govea, mientras que los candelabros son de Antonio Castillo Lastrucci.

Una década completa, hasta 1940, la imagen del Señor de la Salud y Buen Viaje continúo saliendo en solitario. Ese mismo año, hermandad y Antonio Castillo Lastrucci rubrican el acuerdo de la confección de tres sayones y un legionario romano. Castillo Lastrucci, una vez culminada estas cuatro figuras secundarias, las vistió con telas encoladas para colocar a los tres sayones delante del Señor y al romano en la zona trasera del paso.

Boceto del misterio de San Esteban

Boceto del misterio de San Esteban

Así fue la primera composición del misterio de San Esteban. Con el paso del tiempo, comenzó a surgir la incertidumbre de una nueva distribución de las figuras secundarias. Existían dudas sobre la no visión del Cristo en el paso.

La primera actuación sucedió en 1964 cuando José Sanjuan retira las citadas vestiduras para confeccionar unos ropajes naturales. Además, desaparece del conjunto un sayón, el conocido ‘perra gorda’.

El paso de San Esteban sin ‘el perra gorda’

El paso de San Esteban sin ‘el perra gorda’

Permaneció de este modo hasta 1980, con dos sayones y el romano. Quince años después de ser retirado, la hermandad vuelve a plantearse la posibilidad de volver a incluirlo y así sucedió, una vez concluida una restauración obligada por el mal estado de conservación en el que estaba la imagen. La corporación decidió situarlo en el mismo lugar de la composición de Castillo Lastrucci, en la delantera del paso. Esto produjo un movimiento en el Cristo que fue elevado con un pedestal.

Pero por aquel entonces, continuaban las dudas. La priostía de 1985 efectuó varias pruebas con la finalidad de darle una ubicación definitiva al sayón. La hermandad quería mantenerlo en el paso y quiso encontrar la fórmula de que el Señor de la Salud y Buen Viaje fuese el centro de atención del misterio. Finalmente, la figura de ‘el perra gorda’, se situó en la trasera del Cristo junto a al legionario romano. 

El paso de misterio de San Esteban por la plaza de San Francisco

El paso de misterio de San Esteban por la plaza de San Francisco

Restauración

En los últimos años, la hermandad ha apostado por mantener este paso con la intervención llevada a cabo recientemente, de disponer de un nuevo dorado y una nueva parihuela, efectuado todo, por Enrique Castellanos.

Por otro lado, se han restaurado las figuras secundarias. Un trabajo que consistió en la restauración estructural y de policromía en el taller de Fernando Murciano. Durante esta intervención, ha sido descubierto un hallazgo a uno de los sayones, al situado en la parte delantera, en posición arrodillada dialogante, es decir, el sayón de la zona lateral derecha y a la izquierda si lo observan de frente. Le ha sido descubierto tras las catas, el descubimiento de una policromía de color negro.

Ninguna de las figuras secundarias mantiene la policromía original, todas ellas son de Manuel Calvo en 1980. Tan sólo se ha recuperado la del rostro del otro sayón arrodillado. Por último, en el plano estructural, las imágenes padecían problemas de ensambles, de clavos que dañaban a las tallas, lo que ha obligado a modificar las peanas con la finalidad de mejorar la estabilidad y la seguridad, trabajos realizados por Enrique Gonzálvez. A partir de ahí y hasta el día de hoy, el conjunto de este misterio ha quedado definido de esta manera, veremos a ver que pasa con el paso de los meses al llevar una propuesta por el candidato José Luis Rocha, de devolver a la composición primitiva que diera Antonio Castillo Lastrucci.