Pregón del Carmen de Santa Catalina de Ignacio Pérez Franco: “Tu barco sólo se podía llamar Sevilla”

Por  1:03 h.

Image

“Tu barco sólo se podía llamar Sevilla”. Así remataba uno de los versos que se insertaron en el Pregón del Carmen de Santa Catalina que en la noche de ayer pronunció el cofrade y Hermano Mayor del Baratillo Ignacio José Pérez Franco.

ImageSu disertación abarcó razonamientos históricos de la devoción del Carmelo y trazó un bello recorrido por las advocaciones carmelitas que imperan en la ciudad. Lo hizo con maestría este cofrade que saboreó mieles macarenas desde el principio de su disertación – antecedió al Pregón “Coronación de la Macarena” – y que, sin embargo llevó hasta un viejo arrabal, más allá del río, la barca de su oración presidida por la Esperanza de Triana.

Intercalaba el Pregonero su trazado por las devociones al Carmen en Sevilla para tener siempre presente la imagen que presidía el acto: la Virgen del Carmen de Santa Catalina. Alabó de esta Hermandad la valentía en apostar por un paso de palio para una imagen letífica. Sus recuerdos de niño le llevaban hasta San Catalina donde colgaba un dibujo con el boceto del “arriesgado” proyecto.

Santa Ángela de la Cruz

Uno de los momentos más emocionantes que se vivieron vino de la mano de Santa Ángela de la Cruz, cuyo relicario se posa a los pies de la Virgen del Carmen. Especialmente entrañable fue la recreación de la Sevilla del siglo XIX que asistió a la bendición de la Virgen tallada por José Gutiérrez Cano en 1867.

La Parroquia de San Román, sede provisional de la cofradía, acogió el acto al que asistieron numerosas representaciones de Hermandades, especialmente, de Penitencia y Gloria. Sin dudas, un acierto por parte de la Hermandad el confiar la tarea del Pregón a un abogado que defendió, como nunca, su amor a la Virgen María.

Image

Carlos López Bravo reclamó ayudas para Santa Catalina

Carlos López Bravo, Consejero de Glorias y Pregonero del Carmen de Santa Catalina en su anterior edición, no dudó, durante su presentación al pregonero, en reivindicar ayudas para el templo de Santa Catalina, sede habitual de la cofradía carmelita. Reclamó, sobre todo, la implicación de las administraciones públicas ya que la iglesia está inmersa en numerosos proyectos sociales que, a veces, les impide costear la restauración de su propio patrimonio. Es por ello, que López Bravo deseó que cuanto antes, este Pregón vuelva a celebrarse en el espacio habitual: el templo de Santa Catalina.

Image

Fotografías: José Antonio Rodríguez