Los Javieres, primera hermandad en denunciar las fotografías obscenas de Jesús y la Virgen

Por  17:47 h.

ImageLos Javieres ha sido la primera hermandad de Sevilla en hacer una protesta formal por la publicación de un libro con fotografías pornográficas de Jesucristo, la Virgen y algunos Santos. Una obra de Moreno Motoya que ha sido publicada por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, y que ha alabado públicamente el consejero de este ramo, Francisco Muñoz, quien ha prologado el citado libro.
Así lo afirmaba ayer su hermano mayor, Jesús Gutiérrez, quien señalaba a ABC «que somos la primera corporación en hacer una protesta formal». El mandatario ha explicado que ante esta situación, su corporación ha enviado dos cartas a las distintas administraciones implicadas en este asunto.
Por un lado, ha remitido una misiva al presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra -quien ya ha pedido disculpas- al que se dirige en estos términos: «Es usted una persona que se ha distinguido por llamar a las cosas por su nombre. No cambie ahora que está en los últimos meses de gobierno, sea consecuente con su trayectoria y depure responsabilidades. Por favor, no haga que pensemos que tiene dos varas de medir. Sea usted valiente hasta el final…».
Además, en esta carta se hace referencia a la grave ofensa que ha causado la publicación de esas imágenes entre los cristianos «católicos o no, e incluso entre no creyentes que creen en la convivencia en paz de todas las ideas».
En cuanto a la carta enviada al presidente del gobierno, y a la que ha tenido acceso ABC,en ella se le solicita que se acoja al espíritu que «preconiza usted en su Alianza de Civilizaciones», al tiempo que hace referencia a su último viaje a Turquia cuando pidió «que tengamos cuidado con lo que hablamos para no ofender las creencias de los musulmanes».
De igual modo, se le solicita que tome medidas oportunas para que nunca «jamás nadie, y menos amparado por el Gobierno, se permita insultar las creencias de ningún ciudadano español».
En ambas misivas -como indica Jesús Gutiérrez- se solicita una disculpa pública por estas fotos «costeadas con dinero público» así como la dimisión «de las personas implicadas en esta publicación».vv