La hermandad fue arropada por muchos utreranos / A. F.

UTRERA

El Rocío de Utrera culmina brillantemente su camino

La hermandad de El Rocío de Utrera realizó su entrada en la ciudad arropada por muchas personas

Por  0:00 h.

Han sido dos semanas muy intensas, plagadas de momentos irrepetibles que quedarán para siempre guardados en los corazones de los romeros. Como si de un suspiro se tratase, los días han pasado muy rápido y en la tarde del jueves 8 de junio, la hermandad de El Rocío de Utrera realizaba su entrada en la localidad. Una jornada en la que los romeros estuvieron arropados por muchos utreranos que salieron a las calles a recibirlos.

Cuando caía poco a poco la tarde, comenzaban a resonar en la localidad los cohetes que indicaban como la comitiva se encontraba cada vez más cerca del casco urbano, aunque en este caso la hermandad alcanzaba la localidad una hora más tarde del horario previsto. Como es ya una tradición, la barriada de La Fontanilla era la primera zona de la localidad por la que transitaban los rocieros.

Después el cortejo pasó ante el monumento a Fernanda y Bernarda, caminó a los pies del castillo, y saludó a las hermandades de la Vera-Cruz (en la iglesia de San Francisco), de Jesús Nazareno (en la capilla de San Bartolomé), y de los Estudiantes y María Auxiliadora (en la iglesia del Carmen). Otro de los lugares destacados de este recorrido urbano se vivió en la confluencia de la calle Álvarez Hazañas con la avenida San Juan Bosco. Una importante lluvia de pétalos bañó un año más la carreta, en torno a vivas, cante de sevillanas y la bendición de los niños pequeños que fueron acercados al simpecado. Se trata sin duda de uno de los momentos más emotivo dentro de los últimos instantes de la peregrinación de estos romeros.

El sueño de estos peregrinos terminaba en torno a las 23.00 horas, cuando toda la comitiva llegaba a la iglesia de San José, ubicada en la avenida de María Auxiliadora y que significaba el final de la peregrinación. Romeros utreranos que se acostaron soñando con la Blanca Paloma y con el camino del próximo año.