Se editará un libro de la restauración del Salvador dedicado a Juan Garrido Mesa

Por  8:44 h.

ImageLa ministra de Cultura, Carmen Calvo, visitó ayer la Iglesia del Salvador, que según anunció estará abierta antes de un año, para comprobar in situ el estado de las obras y no perderse la «increíble evolución» de la compleja actuación en el templo. La acompañaron el Cardenal, Carlos Amigo Vallejo, el subdelegado del Gobierno, Faustino Valdés y el periodista y amigo de la ministra Jesús Quintero.

Calvo manifestó su «sorpresa» por el estado del Patio de los Naranjos que calificó como «un sitio maravilloso, protegido de la intemperie, con un suelo muy elegante de madera, que podría ser un escenario perfecto para organizar pequeños eventos culturales. En este sentido explicó que el enclave sería idóneo para «actividades respetuosas y con dimensión espiritual, siempre en formato reducido, como conciertos». Esta idea es contraria al proyecto originario que prevé que el patio vuelva a su estética anterior y que la estructura que ahora mismo hay instalada en él se traslade al parque del Alamillo.
ImageLa ministra dedicó su visita al recién fallecido Juan Garrido Mesa del que dijo «ha sido pieza fundamental de afecto por este templo y de actividad intensa para que todos estemos aquí trabajando y en diez meses largos se vuelva abrir maravilloso, espléndido e intervenido el Salvador». La ministra comentó que se está preparando un libro sobre la restauración del Salvador que estará dedicado a Garrido Mesa y a su importante labor, del que el Arzobispo dijo «sigue estando entre nosotros aunque tenga el despacho en otro sitio y aún le quedan cosas por hacer».
En su visita la ministra recorrió tanto el templo como las excavaciones y comunicó que antes de la inauguración se organizarán unas jornadas de puertas abiertas en las que se podrán ver todas las zonas del templo incluidos los sótanos y las sacristías.
«¡Maravilloso, maravilloso!», repetía una y otra vez la ministra fascinada por el resultado de las obras en las que su ministerio ha invertido alrededor de seis millones de euros y expresó que se siente «super tranquila y contenta por haber cumplido con un compromiso para el patrimonio y para la ciudadanía» como es la restauración del segundo templo más importante de la ciudad. Calvo valoró positivamente el esfuerzo de la diócesis y de las distintas administraciones que han participado y han sacado adelante el proyecto.