Fallece José Sánchez Dubé, primer presidente seglar del Consejo de Cofradías

Por  7:26 h.

José Sánchez DubéEl mundo de las Hermandades y Cofradías sevillanas sufrió ayer uno de los reveses más dolorosos de los últimos tiempos: el fallecimiento, a los 82 años de edad, de José Sánchez Dubé, una de los cofrades más reconocidos y pieza fundamental y clave en el devenir de las Hermandades y Cofradías hispalenses desde mediados del pasado siglo XX hasta la actualidad.

Tuvo que ser ingresado antes de Navidad por una afección cardíaca, que durante todo este tiempo llevó con extraordinaria entereza cristiana. Esta semana que culmina había recibido, después de todo ese tiempo, el alta hospitalaria, falleciendo en su domicilio en la madrugada del sábado.

Hombre de Dios
José Sánchez Dubé fue, además de cofrade, un hombre comprometido con la Iglesia Diocesana hispalense. Estuvo siempre al servicio de la autoridad eclesiástica, siendo persona de confianza en todo momento para los distintos cardenales y arzobispos que han ido ocupando la silla de San Isidoro y San Leandro. En «Don José», como le llamaba siempre, el cardenal arzobispo de Sevilla, monseñor Carlos Amigo Vallejo, tuvo un fiel y extraordinario servidor. Nació el Miércoles Santo de 1928 —como él mismo señaló en su Pregón— en la calle Feria. Hermano destacado de La Estrella, su cofradía de toda la vida, ostentaba uno de los números más antiguos de la extensa nómina de hermanos de la corporación trianera.

En la misma desempeñó importantes cargos de responsabilidad en diferentes juntas de gobierno, como los de mayordomo y, sobre todo, fiscal de Cruz de Guía. A pesar de no poder realizar ya la estación de penitencia, la última vez que desempeñó este cargo fue en el traslado del Señor de las Penas, en 2005, a la Catedral para presidir el Via Crucis de las Hermandades y Cofradías. Igualmente, fue designado pregonero de la coronación canónica de María Santísima de la Estrella, en 1999.

Fundador del Consejo
Pero José Sánchez Dubé no sólo sirvió a su Hermandad de la Estrella. Católico comprometido, fue pieza clave en el devenir de las Cofradías. Así, de 1964 a 1970 ocupó el cargo de secretario general de la institución, cuando la presidencia la ejercía un sacerdote. Labor fundamental la que realizó y que, años después, se vería recompensada con su nombramiento como presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, dándose la circunstancia de haber sido el primer presidente seglar de esta institución. Esto acontecía en 1975.

Sánchez Dubé fue el impulsor y fundador de este Consejo, además de llevar a cabo importantes reformas. Así,los fines generales de la institución cofradiera se ven aumentados de modo muy notable con el nuevo estatuto de enero de 1975, con una exhaustiva relación pormenorizada de fines, y un considerable aumento de su capacidad gestora, así como el de intervención en el campo de la autonomía de las Hermandades y Cofradías. Fue también la persona que logró la consecución de la sede de la calle San Gregorio, donde hoy en día sigue estando el Consejo.

Asimismo, y como cristiano comprometido, fue uno de los revitalizadores del Via Crucis de la Pía Unión a la Cruz del Campo y uno de los organizadores del viaje de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, en 1982, a Sevilla.

Igualmente, fue designado pregonero de la Semana Santa de Sevilla de 1970, que pronunció el 15 de marzo en el Teatro Lope de Vega.

Su trabajo, siempre eficiente y abnegado por las Hermandades y Cofradías sevillanas y, sobre todo, por la Iglesia hispalense, le valió multitud de distinciones.

Así, entre otras, podemos citar que estaba en posesión de la Medalla de Oro del Consejo de Hermandades y Cofradías; fue el primer cofrade en ser distinguido con la Medalla Pro Ecclesia et Pontifice, distinción que le impuso el cardenal Bueno Monreal.

Igualmente, la Hermandad de La O le nombró, en 1969, hermano de honor de la corporación del Viernes Santo. En 1992 fue nombrado Caballero Comendador de la Orden de San Gregorio Magno; en 1995 recibió la «Saeta de Oro» del programa «Saeta» de la Cope; en 1997 se le concedió «El Llamador», del programa del mismo nombre de Canal Sur radio; y en 1998 la Tertulia Cofrade «El Museíto» le otorgaba el prestigioso «Jarrillo de Lata».

En 2009 la Hermandad de La Estrella le impuso, en un acto multitudinario celebrado en la parroquia de Santa Ana, la Medalla de Oro de la Hermandad.

Editor de profesión, su editorial «Ediciones Guadalquivir» fue un referente en cuanto a publicaciones de contenido cofrade y sevillano —memorable son los volúmenes sobre la Historia de la Hermandad de la Estrella que editó con motivo de la coronación canónica de la Virgen de la calle San Jacinto—. Asimismo, ha colaborado en ABC de Sevilla con numerosos artículos relacionados con la Semana Santa.

Durante el día de ayer el tanatorio de la SE-30 se vio desbordado de personas que quisieron testimoniar su pesar a los hijos de Sánchez Dubé. Por la tarde acudió el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, y la familia recibió la llamada del cardenal emérito, monseñor Amigo, que se encuentra en Estados Unidos. Adolfo Arenas, presidente del Consejo, le impuso al féretro la Medalla de Honor de la Pía Unión, que le iba a ser entregada el próximo mes de marzo.

José Sánchez Dubé era viudo de Magdalena Acevedo Picornel y tenía dos hijos, Mercedes y José. La misa de corpore insepulto tendrá lugar hoy, a las 9 horas, en la capilla del tanatorio de la SE-30 de Sevilla, siendo después trasladados sus restos mortales al cementerio de San Fernando, donde serán incinerados.