Santa Marina regresa al escenario de su martirio

Por  2:09 h.

Image

Han pasado más de 70 años. El 18 de julio de 1936, unos desaprensivos incendiaron el templo de Santa Marina, arrasando en él decenas de obras de artes. Entre ellas, la de la titular de la iglesia, una obra que ha tenido que esperar más de siete décadas para volver a ver la luz que la ceniza dejó cegada. ImageLa obra es de Miguel Ángel Pérez y Ricardo Llamas y ha sido realizada en el taller que ambos comparten junto a la Plaza de Santiago.

Junto al Resucitado

Llama la atención por el volumen de sus ropajes y el estofado de los mismos. La imagen permanece expuesta al público en el presbiterio, justo delante del Señor Resucitado, y permanecerá así hasta mañana viernes, día en el que se va a celebrar una conferencia de los autores.

El domingo 15, a las 12.00 horas será bendecida y, posteriormente, el próximo miércoles 18 tendrá lugar la salida procesional por las calles de la feligresía.

Con esta aportación se sella otras las heridas que dejó aquellos fatídicos años en los que la agresión iconoclasta dejó arrasados decenas de templos en la ciudad y su provincia. En Santa Marina ya no huele a madera recién consumida pero el templo se han vuelto frío como la suavidad del mármol. Pese a todo, la Santa ha regresado al escenario de su martirio.

Image

Image

Image

Image

Image

Image Image

Image Image

Fotografías: José Antonio Rodríguez