«Santa Rufina» llegará «muy pronto» a Sevilla para exponerse en el Ayuntamiento

Por  1:45 h.

ImageEl cuadro “Santa Rufina” de Velázquez, adquirido ayer por la Fundación Focus-Abengoa por 12,47 millones de euros, llegará “muy pronto” a Sevilla para mostrarlo a todos los ciudadanos en el Ayuntamiento antes de desplazarse a la que será su sede de las próximas décadas: el Hospital de los Venerables.
En este edificio, sede de la Fundación que ha adquirido el cuadro, se expondrá el “Santa Rufina” junto a “La imposición de la casulla de San Ildefonso”, también de Velázquez y de titularidad municipal, y otros cuadros tanto del Ayuntamiento como de Focus.
El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), explicó ayer exultante a los periodistas que la futura Casa Velázquez, creada al alimón por Focus-Abengoa y el Ayuntamiento coincidiendo con la compra en Sotheby’s del “Santa Rufina”, supondrá un nuevo atractivo “cultural y turístico” en pleno centro de la ciudad.
La Fundación Focus-Abengoa aportará el “Santa Rufina”, la sede física de la Casa Velázquez y otros cuadros que el alcalde no quiso detallar, mientras que el Consistorio, además de ceder “La imposición de la casulla a San Ildefonso” y otras obras, dará 500.000 euros anuales para las actividades de esta nueva pinacoteca.
El convenio, que tiene la vigencia máxima permitida por la ley -de 30 años, aunque la intención es que se prorrogue al menos hasta los 75-, estipula también la reversión de “Santa Rufina” a la ciudad a su finalización.
La imposición de la casulla de San Ildefonso
Preguntado por su intención inicial de ceder “La imposición de la casulla de San Ildefonso” al Museo de Bellas Artes, Monteseirín reconoció que “para conseguir una cosa -en referencia a la adquisición del cuadro-, hemos tenido que aportar otra, ha sido una buena salida y una buena solución”.
El regidor sevillano no descartó, en todo caso, iniciar conversaciones con el Bellas Artes “para ver cómo colaboramos para potenciar aun más no solamente este atractivo de Velázquez, sino en relación a otros pintores sevillanos”, como abrir un espacio dedicado a Murillo en la pinacoteca sevillana.
ImageMonteseirín, cuyo delegado de Cultura, Juan Carlos Marset, pujó ayer por el cuadro en representación de Focus-Abengoa, se felicitó de que “Sevilla ha dado un ejemplo al mundo entero de cómo la colaboración entre la iniciativa social, la empresarial y el liderazgo institucional consiguen las cosas más difíciles”.
“Sin duda era una apuesta complicada, pero desde el Ayuntamiento, desde la asociación ‘Velázquez por Sevilla’ y desde la propia Abengoa se ha estado a la altura de lo que la ciudad merece y sin duda eso va a significar un añadido a los atractivos que ya la ciudad tiene desde el punto de vista artístico”, aseguró el alcalde, que reconoció que conseguir que la obra volviera a Sevilla ha sido “una tarea prolija”.
Tras este logro, según Monteseirín, “los sevillanos deben sentirse orgullosos de su ciudad”, En este sentido, se felicitó de que “si seguimos en este camino, y es lo que yo pretendo y me gustaría y en lo que me voy a emplear a fondo, de colaboración entre la iniciativa social y la empresarial y el liderazgo de las instituciones democráticas, no nos va a parar nadie no sólo en el ámbito de la cultura sino en muchos otros”.
El cuadro “Santa Rufina”, atribuido al pintor español Diego de Velázquez, fue adquirido ayer por la fundación privada sevillana por 12,47 millones de euros en una subasta de la casa Sotheby’s en Londres.