Mantillas detrás del misterio del Cautivo de Torreblanca / JUAN FLORES

TESTIMONIOS DE TORREBLANCA

«Será la tercera vez que un escultor vea a su imagen salir en el Vía Crucis»

Jesús Méndez Lastrucci, autor del Señor, y hermanos como Manuel Santizo, Santiago Ruiz y Manuel del Valle, sueñan con ver al Cautivo en la Catedral

Por  8:54 h.

Este fin de semana, Torreblanca se ha venido para el Centro para visitar al Cautivo en el besamanos extraordinario en Santa Marina. A pocas horas de ver al Señor visitando a Sor Ángela y entrando en la Catedral para presidir el Vía Crucis de las Cofradías, cuatro personajes destacados de la hermandad decana de las vísperas muestran su ilusión por la cita histórica que vivirán mañana y hablan de lo que significa los Dolores de Torreblanca en el barrio.

Jesús Méndez Lastrucci

Jesús Méndez Lastrucci

El escultor del Cautivo

Jesús Méndez Lastrucci tenía 20 años cuando, en un patio de una casa unifamiliar de Sevilla Este le dio forma al que hoy es centro devocional de un barrio entero. Ahora, sueña con ver a su ópera prima llegando a la Catedral: «Seré la tercera persona en la historia que vea con vida a una imagen suya presidiendo el Vía Crucis de todas las hermandades de Sevilla». Anteriormente, tuvieron esa dicha José Paz Vélez, con su Cautivo de Santa Genoveva, y Luis Álvarez Duarte, con el Cristo de las Cinco Llagas. El nieto de Antonio Castillo Lastrucci, el escultor más prolijo del siglo XX del que se han cumplido 50 años de su muerte coincidiendo con la designación del Cautivo de Torreblanca, dice que «yo sólo tengo un Cristo en Sevilla y mi bisabuelo, desde el cielo, aún no ha visto a ninguna de sus imágenes protagonizar este acto. Lo hará de su bisnieto. Lo voy a vivir como si fuera de él». Méndez Lastrucci bebió de la fuente de su bisabuelo para tallar al Cautivo: «Yo me crié desde los 15 años con los modelos de San Benito, los Panaderos, la Hiniesta, la O… Es normal que mi primera imagen esté muy imbuida de su arte. Eso pasaba con Juan de Mesa, emulando a Montañés con el Amor. Luego encuentras tu huella, pero la primera semilla va dedicada a él».

El imaginero no es hermano, «pero como si lo fuera». Ha sido invitado a ver salir el cortejo desde dentro, pero en la calle lo verá «donde él me llame, porque me afectan las bullas».

Manuel Santizo, exhermano mayor de Torreblanca

Manuel Santizo

El «tío de la caña»

Santizo, el apellido vinculado a la noble tarea de encender la cera en los cultos y procesiones, es también santo y seña del barrio de Torreblanca. Manuel Santizo es miembro fundador de la corporación, exhermano mayor y, en la actualidad, diputado de cultos. Un hombre con tantas semanas santas a cuestas caña en mano que, mañana lunes, vivirá «una de las cosas más ilusionantes de mi vida. En mi primer mandato como hermano mayor era feliz, pero esto es incomparable. La hermandad ha cambiado mucho. Al ser la primera de vísperas no sabíamos a quién recurrir. Ahora, con el Vía Crucis se ha hecho mucha gente hermana y el barrio entero va a participar».

Manuel del Valle

Manuel del Valle

El que lo llevará a la Catedral

El sueño de Manuel del Valle como hermano de Torreblanca era ver algún día a su Cristo llegando a la Catedral como gran protagonista del Vía Crucis de las Cofradías. Mañana, no sólo lo verá cumplido, sino que será el hombre encargado de llevarlo por las calles del Centro como diputado mayor de gobierno: «Sueño cada día con el momento en el que el Señor llegue a la puerta de Palos con el repique de Campanas de la Giralda». ¿Y si llueve como en 2013? «El Cautivo va a ir a la Catedral seguro», responde. ‘Lolo Valle’, como le conocen, dice que «la hermandad esta hecha por y para el barrio de Torreblanca. Ir a la Catedral es inviable». Pero lo de mañana es especial: «Es el dia más importante de la historia de la hermandad, toda la Sevilla cofrade pendiente de nuestro Cristo. Lo más grande que vamos a vivir».

Santiago Ruiz

Santiago Ruiz

El que ayuda al barrio

«Torreblanca es un barrio normal, con partes conflictivas como todos. Hay mucho paro, pero sus gentes son honradas y trabajadoras». Santiago Ruiz es el diputado de Caridad, el hombre que mejor conoce la realidad social de un barrio castigado y que, pese a todo, es ejemplo de solidaridad: «En los últimos cuatro años se ha recogido ropa y alimentos por valor de 243.000 euros en la hermandad gracias a las donaciones», dice. Pero, para donaciones, las de sangre. Récord de Andalucía en tranfusiones, al año llenan 400 bolsas. Además, la corporación ayuda a 25 familias con bolsas de alimentos y tiene un plan de reinserción laboral, ayudando a jóvenes y mayores parados de larga duración. Ruiz, además, es capataz.

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla