Sevilla homenajeó a Pedro Morales

Más de 120 músicos se dieron cita en la plaza de San Francisco

Por  12:05 h.

Vídeo: M.J. RODRÍGUEZ MARTÍN

Cualquier homenaje es poco para el que merece uno de los mejores compositores de la historia de la Semana Santa, Pedro Morales Muñoz.

Homenajes que también recibió en vida como la concesión de una calle en Sevilla, situada en el barrio de Sevilla Este bajo el nombre Compositor Pedro Morales Muñoz o multitud de actos que han sabido reconocer la labor y la trayectoria de este hombre.

Este pasado domingo, desde las siete y media de la tarde en la plaza de San Francisco, con la presencia de su yerno José Ignacio Velasco González y parte de su familia, músicos quisieron tocar notas al cielo en su memoria. 

Varios músicos y hasta 5 directores de bandas de las mejores bandas de Sevilla se unieron para interpretar composiciones musicales nacidas de sus manos como Virgen de los Negritos o Pasa la Macarena entre otras muchas.

Rafael de Walls, no quiso faltar y estuvo al mando de unos 120 músicos que se dieron cita para tocarle a Pedro Morales que procedían de Cádiz, Huelva o Córdoba y Sevilla.

Velasco González, quiso tener unas palabras de agradecimiento a los participantes y asistentes al acto donde el termómetro marcaba más de 35 grados, pero eso no era ninguna excusa para esta ciudad. 

Personas de otros países que paseaban por allí, quedaban anonadados de ver lo que oían, muchos sevillanos de todos los rincones de Sevilla para brindar para cerrar el evento con un brindis a uno de los grandes, a Pedro Morales. 

Pedro Morales

El compositor Pedro Morales era natural de Lopera (Jaén). Nació el 24 de enero de 1923. Músico militar que ha sido director de la banda del Regimiento de Granada, de la Academia de Infantería de Toledo y del Redigimiento de Soria 9 desde 1967 hasta 1984. Sustituyó en la citada banda de Soria 9 a su gran maestro Pedro Gámez Laserna para dar el paso posteriormente a  Abel Moreno.

Desde los ocho años comenzó a estudiar música en su tierra de Lopera, especializado en el clarinete. En Córdoba, pudo conocer a otro de los grandes de la música, Pedro Gámez Laserna en el estudio Armonía, momento el cuál cambiaría toda su vida.

A los 20 años obtuvo plaza de sargento músico en Madrid. En 1954, con 31 años logró el ingreso en el Cuerpo de Directores Militares, tras lo que fue nombrado director de la Música del Regimiento Granada 34 en Huelva. Es además, exdirector honorario de la banda de las Cigarreras.

En 1962 paso a dirigir la banda de la Academia de Infantería de Toledo a cuyo mando permaneció cinco años. En 1967 sustituyó a su maestro Gámez Laserna al frente de Soria 9.

Pedro Morales era un auténtico admirador de la música de López Farfán y sobre todo, a Pedro Gámez Laserna. Morales destacaba en su creación por los tríos finales. La primera de sus composiciones musicales nace en 1958, con la marcha Cristo Chico del Humilladero. Ha creado marchas, pasodobles, marchas militares y ha escrito para la cantante Perlita de Huelva.

Como curiosidad, en la misma plaza de la Campana es el sitio en la que compuso la marcha Esperanza Macarena. Uno de sus mejores trilogías que se recuerdan vienen en los años setenta con Virgen de la Paz, Virgen de Montserrat y Virgen de los Negritos.

Una de las claves también en sus composiciones es la comparativa a realizar entre la marcha Virgen de las Aguas con Estrella Sublime.

Entre sus obras más destacadas está Esperanza Macarena, Virgen de Montserrat, Virgen de los Negritos, Virgen del Dulce Nombre, la Soledad, Cristo de la Exaltación, Amor y Socorro, Señorita de Triana, entre otras muchas.

Su última marcha para Sevilla era dedicada a la hermandad de Montesión en 2009 con motivo del 450 aniversario fundacional, su única marcha compuesta por campanillas. También tuvo un gran detalle al dedicarle una marcha a su hijo titulada Juan Jesús por su fallecimiento. Casi 70 marchas compuso Pedro Morales para la Semana Santa y que perdurarán para siempre.

Compuso también aunque menos para las bandas de cornetas y tambores, incluso de instrumentar un gran listado de marchas.

Pedro Morales consiguió en 1981, el primer premio en el II concurso de marchas organizado por el Ayuntamiento de Sevilla con la marcha Virgen del Refugio, el segundo premio de marchas procesionales de 1991 de Sevillana con La Soledad, el tercer premio en el primer concurso de marchas “Maestro Perfecto Artola” con Esperanza, dedicada a la dolorosa malagueña en 1997, el primer premio del concurso de San Fernando en el año 2000, el premio Maestro Joaquín de la Orden de las artes musicales de Andalucía.

Noticias relacionadas

Las diez grandes marchas de Pedro Morales

Sevilla muestra las condolencias por el fallecimiento de Pedro Morales

Lopera decreta dos días de luto por Pedro Morales

Fallece el compositor Pedro Morales

Pedro Morales cumple 94 años

Pedro Morales, el último gran compositor del siglo XX