«Soy un hijo de la Esperanza y me agarraré a Ella para encontrar un baúl con palabras»

Alberto García Reyes se ha mostrado agradecido por el nombramiento como pregonero de la Semana Santa

Por  14:29 h.

Vídeo: José Javier Comas

Alberto estaba en la Macarena. Allí, junto a la Esperanza, estaba citado para participar en una mesa redonda junto al pregonero del año pasado, Rafael González Serna. Minutos antes de empezar, recibió la llamada del presidente del Consejo de Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza, para comunicarle el nombramiento como pregonero de la Semana Santa de 2017. Quienes estaban con él en ese momento vieron que se emocionó. Allí se formó un revuelo y el hermano mayor de la Macarena, Manuel García, le excusó ante todos los presentes para que pudiera marcharse a la sede del Consejo y sentarse ante los medios de comunicación.

Su amigo Rafael Serna le abrazó y se lo llevó a la intimidad de la basílica para, ante el Señor de la Sentencia, encomendarle la tarea de sucederle en el atril del Maestranza. «Lo primero que sentí fue gratitud. Lo segundo, un susto muy grande porque tras el pregón histórico de Rafa yo sé que no voy a llegar nunca donde llegó él ni tampoco lo pretendo, lo admiro y lo quiero en el alma».

Alberto García Reyes llegó a la sede del Consejo para comentar sus primeras impresiones tras el nombramiento. Precisamente un día en el que la Paz se pone en la calle como un Domingo de Ramos, y también Santa Ana… Con Farruquito bailando en la Bienal y Morante dando medias verónicas en el albero de la Maestranza. «Hoy voy a disfrutar», decía el pregonero, que aseguraba que esto es «un sueño para cualquier sevillano, creyente y cofrade».

El periodista y adjunto al director de ABC de Sevilla lo tiene claro: «Voy a hablar con Dios según Sevilla. ¿Cómo? Ya encontraré la forma. Hay un refrán que dice que el periodista no tiene que gastar papel ni boli, sino suela de zapatos. El pregón es un anuncio para despertar a los que siguen dormidos para que salgan a las calles de la ciudad para encontrar a Dios. Voy a intentar ir por los callejones, despertarlos y que se vengan a dar una vuelta conmigo a gastar suela de zapato por Sevilla».

La Esperanza

En tan sólo un año ha pronunciado tres pregones de máxima categoría, como fue el de la Semana Santa de Utrera (2015), el de la Esperanza (2016) y el anuncio de la coronación de la Paz junto a su «amigo y maestro» Francisco Robles. «En el de Utrera disfruté mucho, tengo una relación muy cercana y fue un encargo de mi hermandad de los Gitanos. Tuve también la suerte impagable de hablarle a la Esperanza casi cara a cara en la basílica. ¿Qué más puedo pedir? Disfruté mucho con Paco Robles, a quien adoro y considero un maestro. Pero esto es el pregón de Sevilla… Que nadie se enfade pero, en un símil, esto es torear en la Maestranza… y se viene uno abajo».

Su amor por la Macarena es patente, pero también tiene una fuerte vinculación con las Siete Palabras. Sus dos hijos, de 9 y 5 años, son hermanos. «Hoy les he llamado para contárselo y me han dicho: “Bueno papá, vas a hablar de nuestro Cristo ¿no? No hables sólo de la Esperanza”. Yo les he contestado: “No te preocupes, hijo mío, que vamos a ir a San Vicente”. No pienso dejarme nada atrás, desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección», aseguró.

¿Música en el pregón?

Preguntado por su opinión sobre la inclusión de la música en algunos pasajes de la alocución, Alberto García Reyes comentó que «a mí me gusta todo lo que sea bueno. No le pongo puertas a campo, sólo a las cosas que no están a la altura. Los últimos años han sido muy buenos. Yo no tengo en la cabeza ninguna innovación. No soy inmovilista ni revolucionario. Todo lo que esté hecho con sensibilidad y en la dirección correcta… todo en Dios cabe». Para el periodista de ABC, el pregón tiene «tres funciones: sentir y hacer sentir, pensar y hacer pensar y creer y hacer creer.

Sainz de la Maza y Cabrera

El pregonero quiso agradecer al Consejo de Cofradías la confianza que ha depositado en su persona, y en particular a su presidente, Joaquín Sainz de la Maza quien, precisamente, aseguró sentirse honrado y satisfecho ante su primera elección de cartelista y pregonero de la Semana Santa en el cargo. Asimismo, excusó la asistencia del cartelista, José Cerezal, quien se encontraba en Santiago de Compostela.

Por su parte, el delegado de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, calificó al pregonero como «un gran profesional y una gran persona. Sevilla le empezaba a deber algo a alguien tiene escribe con tanta profundidad».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla