Pepe Hidalgo discute con los agentes que se presentaron en el ensayo

Suspenden el ensayo de los armaos de la Macarena por una denuncia vecinal

La Policía Local se presentó en el ensayo al incumplirse la normativa municipal contra los ruidos

Por  0:04 h.

Los armaos de la Macarena se vieron obligados en la noche de este martes a suspender su ensayo con la banda de la Centuria al presentarse la Policía Local por la denuncia de un vecino que se quejaba del ruido de las cornetas y los tambores. Los hechos sucedieron en torno a las 22 horas de la noche cuando, en mitad del desfile, los agentes pidieron la identificación al director de la banda, Pepe Hidalgo, quien se negó a dar sus datos como responsable y, por ello, se vio obligado a suspender la prueba.

Se trata de un ensayo habitual, como cada día del septenario, que comienza en la explanada de los jardines del Parlamento y continúa por las calles del barrio, por donde la banda toca a ordinario, y acaba en las puertas de la basílica. Miembros de la hermandad comentaban que se trata de una tradición «de toda la vida». Sin embargo, según argumentó anoche la pareja de policías que intervinieron, se estaba incumpliendo la ordenanza municipal contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones y que, precisamente, la Centuria Macarena tiene permiso para ensayar en la zona de la Barqueta o en su local.

Ayer, algunos miembros de los armaos que son letrados intentaron darle alguna solución al problema, que de momento parece no tenerla y que, probablemente, tengan que suspender estos ensayos por las calles del barrio o hacerlos en la Cartuja.

La norma dice, en el artículo 27 apartado C, que «los ensayos de las bandas de música deberán desarrollarse en zonas de la ciudad convenientemente distanciadas de edificios o viviendas, o en locales suficientemente aislados (…). En cualquier caso, los ensayos de las bandas de música tendrán prohibido su desarrollo entre las 0:00 y las 10:00 horas».