Monteseirín insiste en que llevará el tranvía a la Campana, aunque sigue sin saber cómo

Por  7:25 h.

Image
El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha confirmado que el tranvía ligero Metrocentro, que en estos días se encuentra en fase de pruebas a la espera de iniciar en septiembre su explotación comercial, contará con las ampliaciones inicialmente planeadas a pesar de que, por el momento, no existe una solución concreta para la llegada desde Plaza Nueva hasta La Campana.
Monteseirín, no obstante, ha quitado importancia a la situación al reducir el problema a «varias decenas de metros», tomando como referencia de medida desde uno de los actuales puntos términos del tranvía, Plaza Nueva, hasta La Campana, punto de convergencia previsto, la peatonal calle Sierpes.
«El Metrocentro llegará a la Alameda, la Encarnación, la Barqueta y La Campana, pues se sabe cómo llegar y sólo hay una duda, la de cómo cruzar el centro del centro», aseguró el regidor hispalense que, aunque no ofreció ningún tipo de propuesta concreta -en estudio por parte de los técnicos municipales, que podrían barajar opciones como Méndez Núñez, O´Donnell o Tetuán-, sí garantizó que se resolverá «de la mejor forma posible».
Esta ampliación, hasta el momento aparentemente impracticable, es fundamental para que el resto del plan de ampliacion del tranvía pueda llevarse adelante, ya que es desde la Campana desde donde el Metrocentro enlazaría con la Encarnación y la Alameda, los otros puntos clave de la obra.
San Bernardo y Santa Justa
La ampliación, no obstante, está «perfectamente despejada en sus términos más amplios», según aseguró Monteseirín, que apuntó además que antes de acometer el citado tramo el Ayuntamiento centrará sus prioridades en la ampliación hacia las estaciones de San Bernardo y Santa Justa -y posteriormente hacia las grandes bolsas de aparcamientos de José Laguillo y la Barqueta-, para convertir el tranvía «no como un medio de manera aislada, como algunos de forma sesgada y malvada quieren hacer ver, sino como parte de una red intermodal de transportes».
Así, frente al posible solapamiento que las estaciones del Metrocentro y el metro podrían sufrir, el primer edil hispalense, por contra, incidió en la «importancia» de las conexiones del tranvía con el metropolitano -con especial incidencia en el trazado de la Línea 2, aunque todas las líneas son «un componente esencial» de la red-, el tren de cercanías y los sistemas de transportes urbanos e interurbanos.
Incluso, señaló Monteseirín, el tranvía, integrado en dicha red intermodal, podría facilitar el «enganche» con la metrópoli y el resto de la comunidad, dada la existencia de los proyectos de las futuras rondas de circunvalación SE-40 y SE-35, así como la ya existente SE-30.