Triana traslada a su renovado Simpecado en una tarde llena de estampas

El cambio de recorrido ha regalado momentos únicos en San Jacinto, la Estrella o la Capilla de los Marineros

Por  0:14 h.

El tiempo y la luz acompañaban en Triana. Ya era temperatura de Rocío como a muchos se les oía decir cuando el Simpecado cruzó la puerta de su capilla de la calle Evangelista para poner rumbo a la parroquia de Santa Ana. A las 20:20 horas se puso en la calle rodeada de la alegría impregnada en este acto desde décadas. Música de tamborilero y sevillanas de un coro que no paraba de cantar en cada palmo andado.

El Simpecado aparecía como nuevo, con la estética del 36 rescatada en el 2018 como uno de los hitos patrimoniales de este año que se va acercando a su ecuador. Sin sus joyas que lo salpican y que serán colocadas para la romería, recibió el sol de Pagés del Corro en un recorrido lleno de novedades estampas extraordinarias por motivo de las obras en Rodrigo de Triana que han obligado a modificar el recorrido tradicional.

El Simpecado del Rocío de Triana / M. J. RODRÍGUEZ RECHI

Llegó San Jacinto. Su sede durante casi dos siglos. Allí lo recibieron los dominicos 30 años después desde que se marchara el 25 de Septiembre de 1.982 para no regresar más. Fue una imagen histórica.

Tras ello, la capilla de la Estrella, una atestada calle San Jacinto, la calle Pureza y la capilla de los Marineros. En todos los lugares ha dejado estampas imborrables que se repetirán en su regreso, cuando finalice esta novena que se celebrará desde el 27 de abril hasta el 6 de mayo. Pasadas las 23:15 horas, el Simpecado entraba en Santa Ana. El Rocío comienza a dar sus primeras y más hermosas imágenes. En Triana así sucedió.

Javier Comas

Javier Comas

Javier Comas

Últimas noticias deJavier Comas (Ver todo)