Un año de la restauración que lo hizo joven

Por  1:00 h.

Image

Veinticinco días duró la restauración. Al menos, ese es el tiempo que estuvo retirada del culto la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder hace ahora un año. Hoy se cumple el primer aniversario de una intervención que ha pasado a la historia por aquella en la que el Señor recobró un aspecto más juvenil, menos dolorido.

Image

Los trabajos fueron realizados por los Hermanos Joaquín y Raimundo Cruz Solís e Isabel Pozas Villafañe en las dependencias del tesoro litúrgico del templo. Los trabajos se centraron en la eliminación de la capa de suciedad que había oscurecido la encarnadura de la imagen.

ImageDe esta forma, el objetivo de los restauradores se centró en igualar cromáticamente el rostro, en la medida de lo posible. Por otra parte, la policromía original fue fijada a través de una técnica que permite preservar la encarnadura de la imagen.

Corona de espinas

Uno de los aspectos que llamó poderosamente la atención fue el redescubrimiento de tonos verdosos en la corona de espinas, hecho que ahora permite distinguirla con mayor facilidad del pelo de la talla.

La restauración duró menos de un mes. Para algunos, a buen seguro, resultó eterna y es que a Sevilla le cuesta vivir sin la contemplación diaria de su mayor protector.

Image Image

Image

Fotografías: ABC, IAPH