La imagen de Pilato en el misterio de la Sentencia de la Macarena
La imagen de Pilato en el misterio de la Sentencia de la Macarena
EN CUARENTENA

Je suis Pilato

«Los cofrades somos mucho del Pilato, y no precisamente del de San Benito o el de la Macarena. La palangana la usamos más de lo que pensamos»
Por  2:49 h.

«¿Acaso vosotros no hacéis lo mismo todos los días desde hace 20 siglos?». La frase de Poncio Pilato retumbó entre los pilares del Castillo de San Jorge. Allí donde la Inquisición juzgaba y ajusticiaba a los herejes y a quienes actuaran en contra de las leyes sagradas. Paradojas del destino, ese espacio medieval acoge ahora la representación de una obra de teatro magistral. Un drama político que cuenta las influencias que motivaron que el pretor se lavara las manos ante las presiones para ejecutar a Cristo.

Nadie se puso en el lugar de Pilato. Nunca nadie comprendió lo que le llevó a cometer ese acto de cobardía. Todos le hemos sentenciado, al fin y al cabo, a ser el malo de la película.

Los cofrades somos mucho del Pilato, y no precisamente del de San Benito o el de la Macarena. La palangana la usamos más de lo que pensamos.

Sirva el ejemplo del «juicio» de la Madrugada: Los hermanos mayores y el delegado llegan presionados por sus cabildos generales, sus juntas de gobierno, las otras hermandades, el propio Consejo y, para más inri, los medios y la opinión pública. Están entre la espada y la pared. Hagan lo que hagan, cada uno por separado, serán criticados con saña por no tomar la medida que cada cofrade cree que es la oportuna. Se sientan en la mesa y comienza la negociación…

– Yo por ahí no tiro, que mi cabildo se me echa encima.

– Yo es que tengo elecciones este año.

– ¿Ah sí? Pues ahora yo quiero meter un parrafito ahí que ponga bien claro que no me hago responsable de la seguridad.

Llega el momento de tomar decisiones y el acuerdo –una carga para algunos, un partido ganado para otros– es un remiendo global que se sabe que será reprobado, se haga lo que se haga. ¿Alguien se ha puesto en el papel de esos hermanos mayores? ¿No es verdad que somos bastante hipócritas viendo los toros desde la barrera?

Ya va siendo hora de que nos demos cuenta de que a todos nos llega ese momento de meter la mano en la palangana y que debemos entonar eso de… «Yo también soy Pilato».

Javier Macías

Javier Macías

Coordinador en Pasión en Sevilla
Redactor de ABC. Coordinador de Pasión en Sevilla