Vamos a dejarnos de tonterías

Por  0:50 h.

Ya está aquí esto. Y un servidor, como esos hermanos de traje con el pinganillo en la oreja, se coloca bien visible la tarjeta plastificada de Protección Civil y echando por delante las manos, no se cansa de repetir: “Señores, vamos a colaborar”.

A ver, por favor, la familia de las sillitas que se levante que ahí no se puede estar, ¿no le da a usted lo mismo pegarse a la pared y dejar pasar?; la pandilla de amigos, vamos a dejar de hacer la cadeneta, hombre por favor; el que come pipas, ¿no le da lo mismo tirar las cáscaras en un cartuchito?; ese niño, que no le dé más puntapiés a la lata, por lo que más quiera; el que va remontando la cofradía, dónde se va a meter si ya no hay sitio delante; el cangrejero, qué se va a meter, en el templo con el paso; a ver los de la Carrera Oficial, si la azafata les da una bolsa de plástico es para usarla; hay que ver cómo dejan ustedes la calle; el tonto del teléfono móvil, vamos a dejar de hacer fotos que no va a volver a ver nunca más; vamos a callarnos, que ya están aquí los cereales; un poquito para atrás, mire usted, que no puede revirar el palio; la novia del nazareno, vale que le lleve el bocadillo pero no hay que colgarse del brazo; hermano, vamos a la fila, hombre, que no es plan de ver pasar descapirotado la cofradía entera con el vaso largo en la mano; ¿y si apagamos los móviles un ratito?; la barredora de Lipasam, vamos a darle metros a la procesión que van ustedes a barrer al preste; el penitente idiota que no se le ocurra este año volver a prestarle la cruz a la novia minifaldera; ese carrito de niño chico, señora, que va usted rebanando los tobillos de toda la calle Francos; que no cunda el pánico, que la bulla se deshace sola; el que está comiendo cacahuetes en la Avenida, miarma, no tires las cáscaras al suelo; que no se puede cruzar, por amor de Dios ni por Trajano; vamos a pedir las cosas por favor, hombre, que no cuesta nada; no se ponga usted así, que se le va a agriar el carácter; ¿por medio de la cofradía va a cruzar ese cochero?; al niño no me lo suba al contenedor de basura, que el jardazo va a ser menúo; el de la tambora, hijo, que hay niños chicos dormiditos aquí al lado, a ver si puedes aflojar un poquito; que la calle es de todos, amigo…

Vamos a respetarnos entre todos y nos dejamos de tonterías. “Señores, vamos a colaborar, por lo que más quieran”.

Javier Rubio

Javier Rubio

Javier Rubio

Últimas noticias deJavier Rubio (Ver todo)