Manos de la Soledad de San Lorenzo / RECHI
EN CUARENTENA

Preparando el ajuar

«Forman parte del ajuar de la Virgen, de esa ropa que se guarda con mimo en la cómoda, que las camareras y los priostes custodian con tanto cuidado»
Por  0:05 h.

Hay telas que son especiales. Pueden ser de batista, de hilo o de encaje.  Pueden, incluso, ser las sábanas de novia de una hermana antigua cuyos herederos las han donado renunciando a un patrimonio privado que vale más que todos los encajes de chantilly del mundo.

Porque su valor está en su uso y en Quién las lleva puestas.

Permanecen invisibles a los ojos pero todos saben que, entre el candelero de la Virgen y la preciosa saya bordada que luce hay, primero una camisa y, después, una enagua.

Forman parte del ajuar de la Virgen, de esa ropa que se guarda con mimo en la cómoda, que las camareras y los priostes (sí, esos cargos suelen ser femeninos y masculinos de manera inalterable hasta ahora) custodian con tanto cuidado como las joyas que se han ido atesorando a lo largo de los años.

Y se van renovando porque el tiempo también la deteriora. Ahora, en plena Cuaresma, hay una intensa actividad. Es el momento de estrenar y no son pocas las casas en las que se cose con cuidado la camisa que se pondrá para la salida o la enagua a la que se van a añadir los encajes donados por aquella familia que se fue del barrio hace algunos años pero que no falta en los días importantes.

Lo mejor de todo es que no se trata de una actividad excepcional ni de una ocasión especial. Todo lo contrario, forma parte de la vida cotidiana que haya un manto de camarín doblado encima de una cama porque hay que limpiar el forro, repasar las costuras o hacer cualquier arreglillo.

Y eso por no hablar de los puños que se lavan y planchan con el resto de la ropa de la casa. Con más cuidado. Claro. Como corresponde a su propietaria. Pero siempre dentro de la actividad cotidiana de la casa.

Tal vez este sea uno de los secretos de la importancia que tienen las hermandades en Sevilla. No son asociaciones de fieles, no son clubes donde se reúnen amigos para conservar el patrimonio, no son un lugar de reunión social. Están dentro de las personas. Dentro de los sevillanos.

Stella Benot

Stella Benot

Stella Benot

Últimas noticias deStella Benot (Ver todo)