La Carrera Oficial
La Carrera Oficial 34341

La Carrera Oficial

Por  0:49 h.

Semana Santa 2009 - Cofradías: Carrera Oficial Apenas el incienso ha empezado a esparcir su embriagador aroma allá por la colación de San Lorenzo, apenas estrenado este nuevo año que será difícil para todos y también, como no, para nuestras Hermandades, cuando queda aún lejana la Cuaresma ya vemos reverdecer cuan hojas de árbol en primavera, el tan manido tema de la Carrera Oficial.

Hermoso grano le ha salido al Consejo con los afanes intervencionistas de nuestro Ayuntamiento que, en un alarde más de populismo quiere colgarse una medalla más sin tener que trabajarla, quieren ser los artífices de una especie de ideal: “Sillas para todos en la carrera Oficial”.

Pero no seré yo quien enmiende la plana a la Corporación con su Alcalde a la cabeza, no creo que sea el foro apropiado para ello, pero si lo es para dar un pequeño tirón de orejas al Consejo, a la Junta Superior y, sobre todo, a los Hermanos Mayores que, hoy por hoy, tienen todo el poder decisorio en este asunto.

Y ante manifestaciones, tan fuera de lugar como las del alcalde que defiende que sólo él tiene la última palabra en este tema, todavía no he oído ni al Consejo de Cofradías ni a ningún Hermano Mayor responderle públicamente que la carrera Oficial se diseñará como las hermandades digan o, mejor aún, que si la carrera Oficial no es de su agrado no hay ninguna regla que obligue a nada salvo a hacer Estación de Penitencia en la Santa Iglesia Catedral.

Y si la amenaza es la pérdida del dinero obtenido de la explotación de las sillas, la mal llamada subvención, vuelvo a repetir, porque lo he dicho muchas veces, habría que ver, hoy en día, cuantas hermandades dejarían de salir a la calle si no la tuvieran. Es más, nuestras Estaciones de Penitencia ganaría en autenticidad si se eliminara el ejercicio de exhibición en el que se ha convertido el paso de nuestras Cofradía por algunos sectores de esa Carrera Oficial.

Por el contrario quizás perderían más la misma ciudad y algunos sectores productivos, sobre todo el turístico, en unos tiempos en que no estamos para muchas pérdidas precisamente.

Sepamos pues de lo que hablamos y tengamos todos muy clarito, y nuestras Corporaciones las primeras, que no hay Semana Santa de Sevilla sin sus Hermandades pero si puede haber Semana Santa sin Carrera Oficial.