De Virgen a Virgen
De Virgen a Virgen 34399

De Virgen a Virgen

Por  23:19 h.

De Virgen a Virgen ese era el plazo marcado en la agenda de los vecinos de la Sevilla clásica, como temporada oficial de baño en cualquiera de las localidades costeras de las vecinas Huelva o Cádiz. Un plazo que empezaba con la festividad de la Virgen del Carmen y terminaba el día de la Asunción, en el que la Virgen de los Reyes sale cada año al encuentro de sus fieles de la capital y la provincia.

Son días de relax, de largas horas de luz y tiempo de merecido descanso para muchos, que intentan apartarse de las ocupaciones que le atenazan todo el año, y poder decir eso, hoy en día, es tener que dar muchas gracias a Dios.

Cuando esto escribo, estamos en vísperas de la celebración de las primeras de las fechas que, además, en los últimos años, está volviendo a tener la relevancia que antaño tuvo. Son muchos los cultos que se celebran en honor de esta advocación mariana tan extendida en nuestra ciudad, incluso, desde hace pocos años, la misma Triana ha querido repescar, nunca mejor dicho, su tradición marinera para ofrecerle a su Virgen del Puente la suave alfombra de las aguas del Guadalquivir como suelo para su procesión gloriosa entre Sevilla Y Triana.

Virgen de los Reyes / J. J. COMAS RODRÍGUEZDe todo ello podrán disfrutar los sevillanos que, porque no quieren o porque no pueden, están en estos días en su ciudad tranquila, lejos de la masificación de las playas de los alrededores.

El segundo hito del verano de nuestra Sevilla, tomará forma de amanecer casi mágico, de caminos que desde todas partes confluyen hacia la ciudad y que se llenan de devotos de la que es Reina de los Reyes. La Virgen se dejará acariciar por el suave sol mañanero mientras se pasea triunfante por los alrededores de la catedral, repletos de fieles de toda edad y condición que allí quieren rendir tributo a la bendita Madre de Dios y de todos los sevillanos.

Dos estampas, dos tradiciones, dos devociones que, aún en los tiempos que corren, están prendidas en el corazón de muchos sevillanos.