Sí quiero
Sí quiero 34389

Sí quiero

Por  0:48 h.

En los últimos meses he asistido a varios enlaces matrimoniales. En estos tiempos que corren, como saben, no resulta del todo habitual que se acumulen tantos “sí quiero”, ¿verdad? Y es por eso por lo que me he decidido a escribir sobre uno de los sacramentos más importantes y, a la vez, maltratado por quienes se empeñan en frivolizar sobre nuestros actos.

Hoy, no voy a cuestionar las motivaciones de quienes se ponen delante del altar a prometer amor eterno, sólo voy a enviarles con estas líneas, un pequeño empujón para cuando, Dios no lo quiera, la solidez de su matrimonio pudiera quebrantarse.

Presumo de haber vivido bajo la protección de unos padres que hasta el último día estuvieron juntos, dándose el uno al otro aquello que en cualquier momento necesitaran. Me enternece ver una pareja de ancianos cogidos de la mano paseando y deteniéndose para coger aliento y continuar su camino juntos. En ese largo camino hay obstáculos, muchos, pero hay que saber esquivarlos y reponerse si nos hiciera caer. Espero que Dios os acompañe y alivie en vuestro caminar, a Sonia, David, Rafa, Cristina, Fernando, Marta, Andrés, María, y a todos los que habéis decidido pensar en otra persona antes que en vosotros mismos.

Y ustedes, ¿a quiénes les desean lo mismo? Les propongo que también lo hagan desde aquí con sus comentarios… Muchas gracias por colaborar en defensa del matrimonio, sean quienes sean los contrayentes.