Por vosotros
Por vosotros 34364

Por vosotros

Por  7:27 h.

Confieso que lo del cambio de hora no me sienta bien. Eso de que a las siete de la tarde ya sea noche cerrada no creo que agrade a muchos. Sin embargo, casi con el cambio en los dichosos relojes, el del coche, la muñeca, el salón, la cocina, el horno , el microhondas, y cómo no, el de la mesita de noche, también llegan las primeras notas, casi estruendos, de nuestras queridas bandas en sus ensayos. Y eso, me gusta. Lo digo a boca llena.

Me gusta bajar la ventanilla del coche a la altura de la rotonda del Carrefour Macarena y escuchar a la banda que ensaya junto al concesionario. Me gusta llegar a la estación de Santa Justa después de un soporífero trayecto en Ave y escuchar impetuosas y joviales cornetas, anárquicas hasta el día de enfundarse el traje. ¿Saben cuántos chavales de barrio se apuntan a una banda de música? Sí, de Pino Montano, del Cerro, de Parque Alcosa etc… Chavales que cuentan desesperados los minutos que faltan para la hora del ensayo, y los segundos que restan para ir detrás de un misterio.

Sé que muchos se han quejado de los "ruidos" que provocan cada tarde de invierno, pero a mi, me gusta. Me sigue conmoviendo cómo, a pesar de tener que tocar el tambor con guantes, a pesar de volver en autobús con un bocadillo en el estómago, o a pesar de renunciar a otras cosas, siguen convirtiendo cada descampado en un improvisado auditorio.

Para completar la estampa, abuelos, padres y novias adolescentes respaldando el esfuerzo de quienes ponen banda sonora a nuestra Semana Santa y a nuestras tristes noches de invierno. Este artículo, y espero que muchos comentarios, por vosotros, incondicionales músicos de Sevilla