Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta / M. J. RODRIGUEZ RECHI

La imagen. De vuelta a San Julián

Por  10:04 h.

Ya llegó a casa el Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta tras la restauración de Pedro Manzano. La visión de la Imagen es ahora más clara y se nota más la laceración del hombro derecho, que fue el donde portó la cruz y los regueros de sangre. Así nació en 1938 en el taller de Castillo Lastrucci que empleó como modelo a un empleado de Muebles Europa llamado Manuel Gómez Lora para tallar esta crucificado, compendio de los mejores de Sevilla.