Detalle de un policía nacional en la salida de Santa Marta / VANESSA GÓMEZ

Primer golpe. Esto de informar

Por  8:02 h.

Desde hace años suele ir alrededor de los pasos un grupo de policías nacionales que voluntariamente solicitan ese servicio. Son agentes geniales, muy profesionales que saben lo que están haciendo. Los problemas, como los que han derivado en una sanción por «alborotadores» a los periodistas José Manuel de la Linde y Antonio Cattoni, vienen siempre de la mano de la UIP, una unidad de intervención que parece que tiene licencia para todo, incluso para mentir en un atestado. Tras este caso y los que han sufrido en periodo reciente Javier Macías, Javier Comas, Juan Bustos, Javier Blanco y alguno más -muchos ¿no?- es evidente que determinados miembros de esta unidad no están capacitados para trabajar en la Semana Santa.  Si no, tampoco se explica que uno de ellos tratara de impedir este año al capataz de la Virgen del Cerro Juan Antonio Guillén entrar en la Catedral en el desempeño de su labor. Esto es serio. Y el subdelegado del gobierno lo sabe desde que se le advirtiera en la cuaresma que se cometían abusos con periodistas, gente que si está en la cercanía de un paso es porque está trabajando, no aprovechándose de nada. Linde y Cattoni han recibido respaldo profesional e institucional al más alto nivel y silencios clamorosos. Esto de informar a veces se está convirtiendo en un riesgo llamativo.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)