El Gran Poder en Doña Guiomar / JAVIER COMAS

Primer golpe. La Madrugada herida

Por  2:20 h.

La foto la tomó Javier Comas cuando la cruz de guía del Gran Poder estaba llegando a la Plaza de Molviedro. Como si de una regresión en el tiempo se tratara, por la calle Doña Guiomar no había nadie esperando. En otros tiempos, no demasiado lejanos, esta calle estaba ocupada al menos por dos filas de personas que encontraron en este momento del recorrido el mejor escenario para ver al Señor.

Dicen que se ha ganado mucho en seguridad y en fluidez; que tanto Ayuntamiento como hermandades tomaron medidas para evitar las avalanchas y organizar mejor el tránsito de los cortejos en la noche. Son detalles importantes pero el que se evidencia en la foto lo es más. Una Semana Santa sin gente no es Semana Santa. Y lo que más llama la atención es que este aspecto resulta como algo menor en el debate. Hay cofradías más preocupadas por los minutos de paso que por el progresivo vaciado de las calles. Fue el Gran Poder por Doña Guiomar, la Macarena por Trajano, el Silencio por San Juan de Ávila, el Calvario por Alfonso XII,  la Esperanza de Triana por Rioja o Los Gitanos por las calles cercanas al templo cuando va camino de la Catedral. La Madrugada sigue herida. Se le desangra el público. Y una celebración sin gente inicia el camino para convertirse en algo parecido a un fósil.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)