El escorzo del Cristo de la Agonía de Vergara / ROCÍO RUZ

Primer golpe. Hasta siempre

Por  8:30 h.

Luis Miguel Garduño lo meterá este mediodía en el cajón que le servirá de litera para marcharse al norte. En casi 400 años será la tercera vez que cruce la península. Ahora regresará a su tierra radiante y vigoroso, como un Gigante Divino de 2 metros 10 que quiere salir de la cruz. Vino negro y se va como le nació Juan de Mesa. La restauración del Cristo de Vergara en el IAPH es soberbia. No se le puede poner ni un pero a los trabajos del equipo que ha tenido como mano ejecutora la de Mayte Real y el concurso de otra de las grandes, Cinta Rubio, que con un microscopio ha rescatado la cara quemada en el XVII.

Sin  embargo no todo se ha hecho bien. A los promotores de la venida del Cristo, los frailes del Santo Ángel les han hecho un gran desprecio. No se sabe por qué o por quién, pero ni se les dio la oportunidad de exponerlo en su templo (mucho más céntrico que La Cartuja) ni de, como querían, despedirlo de Sevilla sacándolo en un Vía Crucis único en la historia que algo o alguien ha evitado.  Peor para todos y mejor para nadie. Ahora lo más urgente es agotar las horas viendo este portento del Arte Universal antes de que a mediodía le despidamos. Ya será hasta nunca y también hasta siempre.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)