Primer golpe. El tonto de la túnica

Por  2:41 h.

Al armao de la Macarena que salió en un videoclip abrazando a Julio Vera le han suspendido de salir este año por utilizar el uniforme. En la centuria se va a amonestar a los cuatro que se hicieron la foto con el perro al que una vecina vistió de armao. En la feria unos camareros comienzan a desfilar mientras por la megafonía de la caseta suena la marcha rápida «Abelardo» ante la algarabía de la concurrencia. En los telediarios cada vez salen hablando más nazarenos de Sevilla con el antifaz puesto. Y en la feria un chaval del Néstor Almendros se viste de nazareno de ruan negro para comprobar cuál es la reacción de la gente y presentar el resultado de la experiencia como trabajo de clase.

Muy tonto tendría que ser para no suponerse lo que iba a ocurrir mientras mamarracheaba en un coche de caballos el viernes de feria. La próxima experiencia será quemar una bandera ¿O es que a eso no se atreve?

No, no solo a este joven que estudia un grado en Tomares hay que culpabilizar de banalizar lo que para mucha gente es algo más que un trozo de tela. Ni siquiera es responsable absoluto ese profesor que alabará en clase el trabajo del intrépido alumno. La frivolización de las cosas de la Semana Santa ha nacido desde dentro y tiene estas consecuencias en una sociedad cada vez más dislocada. Poco pasa.

José Cretario

José Cretario

José Cretario

Últimas noticias deJosé Cretario (Ver todo)